La Fundación Pintor Julio Visconti, ha publicado como viene siendo habitual el  día 5 del mes de enero la primera ficha del año, correspondiente a la Torrecilla de Baza, siendo ya 35 las fichas publicadas, y disponibles para su descarga gratuita en su página web.

Otro miembro del Centro de Estudios “Pedro Suarez”,  Miguel A. Sánchez Gómez ha sido el autor de esta ficha, que nos acerca un poco más la situación de esta torre atalaya, desde su nombre, su función, conservación, dimensiones y comunicación con otras torres, “conocida la “torrecilla de Baza” por encontrarse junto a la vía ferrocarril que lleva hacia la ciudad bastetana, es una atalaya de época andalusí. Tuvo una función de vigilancia y comunicación del circuito defensivo de la ciudad de Guadix, con visión de la Alcazaba y de otras atalayas”,

Las torres eran utilizadas como elementos defensivos por su posición estratégica en el territorio inmediato a la ciudad, la torrecilla de Baza conectaba las diferentes defensas en torno a Guadix, siendo la que enlazaba directamente con la alcazaba. Tiene conexión visual con las torres de Magrú y Culibre, al oeste, en el borde de las terreras sobre el río Fardes, y con la de Guájar, al norte, cerca de Hernán-Valle. De estas torres atalayas se mantienen en pie en nuestra zona una decena de ellas: Mencal, Huélago, Fonelas, Pocico, Culibre, Magrú, Guájar, Baza, Paulenca y Jérez.

Deja un comentario