El portavoz del equipo de Gobierno, Manuel Gómez Vidal, ha realizado esta mañana su comparecencia semanal ante los medios de comunicación para dar cuenta de distintos aspectos de actualidad y gestión del gobierno local. Tras la Junta de Gobierno, celebrada esta mañana, ha abordado tres asuntos de importancia: 

Teatro Romano

El ayuntamiento va a solicitar formalmente, ante la Presidencia de la Diputación Provincial de Granada, una solicitud de ayuda económica de entorno a 15.000 euros que permita financiar la intervención de conservación de la Orchestra y los elementos arquitectónicas del Hyposcaenium del Teatro Romano ACCI, con tratamientos especiales de protección gracias a la gestión que la alcaldesa ha realizado ante el Presidente de la Diputación de Granada y que demuestra nuevamente el compromiso de la institución provincial con un yacimiento de valor patrimonial de primer nivel.

No pago de la tasa de tratamiento de basura

El portavoz ha anunciado que nuevamente, este año, los vecinos de Guadix no tendrán que pagar directamente la tasa por el Tratamiento de la Basura. Será el propio Ayuntamiento quien pague directamente el importe. Un impuesto que el PP de Guadix había trasladado a la ciudadanía con un nuevo recibo y que el PSOE, anuló.

Un servicio que cuesta entorno a los 190 mil euros y que este gobierno, dentro de su compromiso de no subir los impuestos ni las tasas, vuelve a tomar la decisión de no repercutirlo en los contribuyentes. El modelo de cálculo del importe que establece la Diputación está vinculado a criterios medioambientales, se paga por tonelada de basura producida. Por lo que el gran compromiso medio ambiental de la ciudadanía de Guadix hace que este año el importe sea menor con respecto al año anterior: unos 184 mil euros. 

Argumentaba Gómez Vidal que este equipo de gobierno ha sido capaz de bajar el IBI de los ciudadanos un 8%, y “ha subido cero euros las tasas, cero euros los precios públicos y además ha eliminado el recibo de la tasa de tratamiento de basura”,  

El portavoz ha recordado que el compromiso electoral de bajar la contribución se tomó al inicio de la legislatura, pudiendo haberla tomado al final de la misma con un claro componente electoralista. Pero se entendía que la presión fiscal, a la que los ocho años del gobierno del PP de Guadix había sometido a las clases medias urbanas, era inaguantable. Como formación de izquierda el gobierno entiende que los impuestos son una elemento para redistribuir riqueza, en función de capacidad económica. Pagando más quienes mayor capacidad económica tienen. Pero esta ciudad no podía seguir soportando dicha imposición. Ello ha generado, consecuentemente, tensiones en los gastos. Mayor aún y teniendo en cuenta la pérdida de ingresos, por la bajada de los 20.000 habitantes, y los fondos europeos de ayudas para intervenciones urbanísticas. Igualmente el Ayuntamiento ha reducido la deuda económica del consistorio significativamente.

 

Deja un comentario