La modificación presupuestaria para dotar la económicamente la partida de feria y fiestas con 108.000 € ha salido adelante con los votos a favor del grupo socialista y el concejal no adscrito; Manuel Poyatos, la abstención del PP, Gana Guadix e IU, mientras que la concejala no adscrita, Rosario Requena votó en contra. 

Ayer por la tarde se celebró sesión plenaria para realizar transferencias de crédito entre partidas del presupuesto municipal del Ayuntamiento de Guadix que permitan financiar la Feria, que se celebrará desde el 27 de agosto hasta el 2 de septiembre. 

La alcaldesa de Guadix, Inmaculada Olea, pedía un ejercicio de responsabilidad para que cediendo todos los corporativos, ganara Guadix. La primera edil afirmaba que la feria significa fiesta, pero también una apuesta por los talentos locales, la participación de asociaciones y colectivos, hermandades y cofradías, y un atractivo comarcal, provincial, cultural y turístico. Por eso pedía el voto afirmativo o la abstención crítica de los concejales de la corporación.

Olea recordaba además que la modificación se debatía ahora, puesto que el presupuesto municipal entró en vigor a principios de este mes. Y tuvo que ser a través de una cuestión de confianza como salió adelante. De ahí la urgencia de la sesión. Agradecía también el trabajo de la delegada de fiestas, Beatriz Postigo, por su trabajo de planificación y de la intervención municipal y el concejal de hacienda, Manuel Gómez. 

El portavoz del equipo de gobierno, Gómez Vidal, anunciaba que la propuesta que se sometía a consideración del pleno consistía en volver a dotar la partida de fiestas con dinero, que había quedado afectada tras el reconocimiento extrajudicial, aprobada por Pleno, para pagar facturas atrasadas. De manera que ahora se suplementa la partida con un crédito inicial de 108.000 euros, “sin perjudicar el funcionamiento de los servicios municipales”.

Por otra parte, el portavoz hacía referencia a la existencia ya de un pliego de contratación para la gestión de la feria, una condición que el grupo popular había pedido para que la modificación saliera adelante.  Y agradecía a Postigo el enorme esfuerzo para que, dentro del escenario económico actual, se haga frente a la feria de este año.  “Nunca ningún gobierno municipal tuvo un escenario más difícil que el que tiene este”.

En su intervención también quiso dejar claro el cambio de rumbo en esta legislatura en la manera de gestionar la feria. La gestión directa aporta mayor seguridad y garantiza un máximo de gasto, que año tras año y en todas las legislaturas se ha superado por imprevistos. Pero la aritmética dice que el gobierno municipal no tiene la mayoría suficiente, y deben pactarse los asuntos. Ajustando posiciones diferentes y legítimas que buscan lo que les une: servir a Guadix. “Hay que ceder para ganar”, concluía el portavoz.

Por su parte el portavoz del PP recordaba que “Guadix no puede quedarse sin celebrar su Feria, por lo tanto era una cuestión de responsabilidad facilitar la modificación. Los accitanos y accitanas no tienen porqué sufrir las consecuencias de la pésima gestión del equipo de gobierno socialista al frente del Ayuntamiento de Guadix”.

Jesús Lorente recuerda que la difícil situación que atraviesa la organización de la Feria de este año viene provocada “por la nefasta gestión económica del partido socialista durante estos tres años al frente del Ayuntamiento de Guadix y el excesivo gasto de la Feria del año pasado, que ha tenido que terminar de pagarse con el presupuesto de 2018”. “Hemos realizado un ejercicio de responsabilidad en este tema, por lo que esperamos no encontrarnos con sorpresas y que los gastos de Feria se disparen” y señaló que para que esta modificación haya sido posible, el equipo de gobierno ha debido detraer fondos de las partidas de Personal, Seguridad, Servicios Sociales, Mantenimiento o Participación Ciudadana, entre otras áreas. 

Deja un comentario