El sábado el Boletín Oficial del estado ha publicado el Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, después de que ciudadanía haya permanecido varios años sin ningún tipo de ayudas para poder comprar o alquilar una vivienda. Este plan deberá ser complementado por los planes de cada comunidad autónoma, ya que la gestión de las ayudas correrá a cargo de cada una, debiendo poner además cada comunidad una cantidad de hasta el 20 %, que se incrementará a la cantidad total a aportar por el estado (70%) además del 30 % condicionado a lo que ponga cada comunidad, pero si las comunidades aportaran menos del porcentaje estipulado, el estado reduciría las cantidades de manera proporcional.

El último Plan acabó en el 2016 y este ya había contemplado un cambio en las políticas llevadas a cabo y que habían planteado todos los planes de vivienda hasta el 2012, ya que hasta entonces habían centrado su atención fundamentalmente en la vivienda en propiedad, de hecho en nuestro país según un estudio reciente, menos del 20 % de las viviendas estaban destinadas al alquiler, mientras en otros países rondaban el 80 %.

El Plan aprobado ahora, fomenta el alquiler y la rehabilitación, aumentando las ayudas a inquilinos y rehabilitadores, así como fomentan el alquiler. Los diferentes programas para cumplir los objetivos son:

Subsidiación de préstamos convenidos.

Ayuda al alquiler de vivienda.

Ayuda a las personas en situación de desahucio o lanzamiento de su vivienda habitual.

Fomento del parque de vivienda en alquiler.

Mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas.

Conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas.

Fomento de la regeneración y renovación urbana y rural.

Ayuda a los jóvenes, mayores y personas con discapacidad.

Novedades importantes:

Incentiva económicamente la promoción pública o privada del parque de viviendas en régimen de alquiler o en régimen de cesión en uso, exigiendo un compromiso de permanencia mínima en 25 años, fijando las rentas y precios máximos en función de los niveles de ingresos para el inquilino o cesionario.

En rehabilitación contempla ayudas a la rehabilitación de viviendas unifamiliares, ya sean de naturaleza urbana o rural, y las ayudas individuales a las viviendas ubicadas en edificios de tipología residencial que no se contemplaban en el plan anterior,

Incluyen ayudas que fomentan la regeneración y renovación urbana y rural, con el objeto de mejorar y recuperar conjuntos históricos, centros urbanos, barrios degradados, incluidos expresamente la infravivienda y el chabolismo, y núcleos rurales.

Las ayudas a la mejora de la eficiencia energética constituyen otro de los programas de ayuda, si bien nos gustaría saber cómo se compaginan con el impuesto al sol, si lo que pretende el gobierno es reducir el consumo y fomentar el ahorro energético.

Para jóvenes:

El Plan Estatal 2018-2021 ofrece un programa específico para ayudar a que los jóvenes puedan afrontar la emancipación tanto para el alquiler como para la compra de una vivienda en municipios de menos de 5.000 habitantes, en el régimen de alquiler con una parte de la renta mensual si se cumplen determinadas condiciones entre las que figura un precio máximo del alquiler.

Para la compra de vivienda establece una ayuda económica directa para los jóvenes que se encuentren por debajo de cierto nivel de ingresos y no sean titulares de otra vivienda.

Se incrementan también las ayudas a los programas de fomento de mejora de la eficiencia energética y conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas y de fomento de la regeneración y renovación urbana y rural.

Programa de ayuda al alquiler de vivienda

Beneficiarios

Podrán ser beneficiarios las personas que reúnan todos y cada uno de los siguientes requisitos:

a) Ser titular, en calidad de arrendatario, de un contrato de arrendamiento de vivienda formalizado en los términos de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos.

b) Que la vivienda arrendada constituya la residencia habitual y permanente del arrendatario durante todo el periodo por el que se conceda la ayuda.

c) Que los ingresos de las personas que tengan su domicilio habitual y permanente en la vivienda arrendada, tengan ingresos iguales o inferiores a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), de cuatro veces el IPREM si se trata de una familia numerosa de categoría general o de personas con discapacidad y de cinco veces el IPREM cuando se trate de familias numerosas de categoría especial.

d) Que la vivienda objeto del contrato de arrendamiento lo sea por una renta igual o inferior a 600 euros mensuales, sin perjuicio de los supuestos previstos en el artículo siguiente.

No podrá concederse la ayuda cuando el solicitante o alguno de los que tengan su residencia habitual y permanente en la vivienda objeto del contrato de arrendamiento se encuentre en alguna de las situaciones que a continuación se indican:

a) Ser propietario o usufructuario de alguna vivienda en España. A estos efectos no se considerará que es propietario o usufructuario de una vivienda, sobre una parte misma y se ha obtenido por herencia o transmisión mortis causa sin testamento. Se exceptuarán de este requisito quienes siendo titulares de una vivienda acrediten la no disponibilidad de la misma por causa de separación o divorcio.

b) Que el arrendatario o cualquiera de los que tengan su domicilio habitual y permanente en la vivienda arrendada tenga parentesco en primer o segundo grado de consanguinidad o de afinidad con el arrendador de la vivienda.

c) Que el arrendatario o cualquiera de los que tengan su domicilio habitual y permanente en la vivienda arrendada sea socio o partícipe de la persona física o jurídica que actúe como arrendador.

Cuantía de la ayuda.

Se concederá una ayuda de hasta el 40 % de la renta mensual que deban satisfacer por el alquiler de su vivienda habitual y permanente.

Para mayores de 65 años la ayuda podrá ser de hasta el 50 % de la renta mensual que deban satisfacer por el alquiler de su vivienda habitual y permanente.

En determinados casos, cuando la renta máxima mensual supere los 600 euros y alcance hasta 900 euros al mes, la ayuda será de hasta el 30 % de la renta mensual en el tramo comprendido entre 601 y 900 euros en casos especiales.

Programa de fomento del parque de vivienda en alquiler

Cuantía de la ayuda.

Al promotor

a) Una ayuda directa, proporcional a la superficie útil de cada vivienda, de hasta un máximo de 350 euros por metro cuadrado de superficie útil de vivienda. La cuantía máxima de esta subvención no podrá superar el 50 % de la inversión de la actuación, con un límite máximo de 36.750 euros por vivienda.

b) Una ayuda directa, proporcional a la superficie útil de cada vivienda, de hasta un máximo de 300 euros por metro cuadrado de superficie útil de vivienda. La cuantía máxima de esta subvención no podrá superar el 40 % de la inversión de la actuación, con un límite máximo de 31.500 euros por vivienda.

Limitación del precio del alquiler o de la cesión en uso.

El precio del alquiler o de la cesión en uso de las viviendas será proporcional a su superficie útil, conforme a las dos modalidades siguientes:

Si la ayuda recibida es la contemplada en la modalidad a) el precio del alquiler o de la cesión en uso no podrá superar los 5,5 euros mensuales por metro cuadrado de superficie útil de vivienda.

Si la ayuda recibida es la contemplada en la modalidad b) el precio del alquiler o de la cesión en uso no podrá superar los 7 euros mensuales por metro cuadrado de superficie útil de vivienda-

Programa de vivienda y edificios

Beneficiarios.

Podrán ser beneficiarios de las ayudas de este programa:

a) Los propietarios de viviendas unifamiliares aisladas y de edificios existentes de tipología residencial de vivienda colectiva, así como de sus viviendas.

b) Las comunidades de propietarios, o las agrupaciones de comunidades de propietarios constituidas conforme a lo dispuesto en la Ley de Propiedad Horizontal.

c) Las empresas constructoras, arrendatarias o concesionarias de los edificios, así como cooperativas que acrediten la facultad para acometer las obras de rehabilitación del edificio.

d) Las empresas de servicios energéticos, entendiendo como tal la definición más amplia posible de las organizaciones que aporten este tipo de servicios.

El importe íntegro de la ayuda se destinará al pago de las correspondientes actuaciones.

Requisitos.

Las viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila para las que se solicite la financiación de este programa han de cumplir los siguientes requisitos:

a) Estar finalizadas antes de 1996.

b) Que constituyan el domicilio habitual y permanente de sus propietarios o arrendatarios en el momento de solicitar la ayuda de este programa.

c) Que se aporte un informe técnico con fecha anterior a la solicitud de la ayuda que acredite la necesidad de la actuación.

d) Que se aporte proyecto de las actuaciones a realizar. Para el caso de que las actuaciones no exijan proyecto, será necesario justificar en una memoria suscrita por técnico competente la adecuación de la actuación al Código Técnico de la Edificación y demás normativa de aplicación.

Los edificios de viviendas de tipología residencial colectiva que se acojan a las ayudas de este programa han de cumplir los siguientes requisitos:

a) Estar finalizados antes de 1996.

b) Que al menos el 70 % de su superficie construida sobre rasante, excluida la planta baja o plantas inferiores si tiene o tienen otros usos compatibles, tenga uso residencial de vivienda.

c) Que al menos el 50 % de las viviendas constituyan el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios en el momento de solicitar acogerse al programa.

d) Que se aporte un informe técnico con fecha anterior a la solicitud de la ayuda que acredite la necesidad de la actuación.

e) Que las actuaciones cuenten con el acuerdo de la comunidad o comunidades de propietarios de que se trate, debidamente agrupadas, salvo en los casos de edificios de propietario único.

f) Que se aporte proyecto de las actuaciones a realizar. Si las actuaciones no requieren proyecto será necesario justificar en una memoria técnica, suscrita por técnico competente, la adecuación de la actuación al Código Técnico de la Edificación y demás normativa de aplicación.

Las ayudas de este programa que se concedan a edificios de tipología residencial colectiva podrán aplicarse también para actuaciones en el interior de las viviendas del edificio.

Fomento de la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas

Actuaciones subvencionables.

Se considerarán actuaciones subvencionables para la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de las viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila, las siguientes:

  1. a) La mejora de la envolvente térmica de la vivienda para reducir su demanda energética de calefacción o refrigeración-
  2. b) La instalación de sistemas de calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y ventilación para el acondicionamiento térmico.
  3. c) La instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables como la energía solar fotovoltaica, biomasa o geotermia que reduzcan el consumo de energía convencional térmica o eléctrica de la vivienda.
  4. d) Las que mejoren el cumplimiento de los parámetros establecidos en el Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DB-HR, protección contra el ruido.
  5. e) Las que mejoren el cumplimiento de los parámetros establecidos en el Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DB-HS de salubridad.

Serán actuaciones subvencionables por este programa las actuaciones en los edificios de viviendas de tipología residencial colectiva, incluidas las que se realicen en el interior de sus viviendas, que se dirijan a la mejora de su eficiencia energética y sostenibilidad. En concreto las siguientes:

  1. a) La mejora de la envolvente térmica del edificio para reducir su demanda energética de calefacción o refrigeración mediante actuaciones en fachada, cubierta, plantas bajas no protegidas o cualquier paramento de dicha envolvente, de mejora de su aislamiento térmico.
  2. b) La instalación de nuevos sistemas de calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y ventilación para el acondicionamiento térmico, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes.
  3. c) La instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables como la energía solar fotovoltaica, biomasa o geotermia que reduzcan el consumo de energía convencional térmica o eléctrica del edificio.
  4. d) La mejora de la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, del edificio.

Cuantía de las ayudas.

La cuantía máxima de la subvención a conceder por vivienda unifamiliar aislada no podrá superar los 12.000 euros ni el 40 % de la inversión subvencionable, ampliable en 1.000 euros de ayuda complementaria para viviendas unifamiliares declaradas BIC o catalogadas.

En las viviendas unifamiliares en que los ingresos de la unidad de convivencia residente sean inferiores a tres veces el IPREM, el porcentaje máximo de la ayuda correspondiente podrá alcanzar hasta el 75 % de la inversión.

La cuantía máxima de la subvención será de 18.000 euros si reside en la vivienda una persona con discapacidad y de 24.000 euros si reside en la vivienda una persona con discapacidad profunda.

La cuantía máxima de la subvención total a conceder por edificio, incluidas las intervenciones en el interior de sus viviendas, que se acoja a las ayudas de este programa en ningún caso podrá superar el importe de multiplicar 8.000 euros por cada vivienda y 80 euros por cada metro cuadrado de superficie construida de local comercial u otros usos compatibles. No podrá superar, por otra parte, el 40 % de la inversión de la actuación.

La ayuda básica unitaria establecida en el párrafo anterior podrá ser incrementada en 1.000 euros por vivienda y 10 euros por cada metro cuadrado de superficie construida de uso comercial u otros usos para edificios declarados Bienes de Interés Cultural, en el instrumento de ordenación urbanística correspondiente.

En las viviendas en que los ingresos de la unidad de convivencia residente sean inferiores a tres veces el IPREM, el porcentaje máximo de la ayuda correspondiente a esa vivienda sobre la inversión correspondiente a la misma podrá alcanzar hasta el 75 %.

La cuantía máxima de la subvención a conceder por vivienda en edificio de tipología residencial colectiva será de 12.000 euros si reside en la vivienda una persona con discapacidad y de 16.000 euros si reside en la vivienda una persona con discapacidad especial.

Fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas

Actuaciones subvencionables.

Se considerarán subvencionables las actuaciones de conservación que se acometan para subsanar las siguientes deficiencias:

  1. a) Las relativas al estado de conservación de la cimentación, estructura e instalaciones.
  2. b) Las relativas al estado de conservación de cubiertas, azoteas, fachadas y medianerías, incluyendo procesos de desamiantado.
  3. c) Las relativas a la adecuación interior de la vivienda unifamiliar, agrupada en fila o en edificio de tipología residencial colectiva, a las condiciones mínimas de funcionalidad, habitabilidad, seguridad e higiene legalmente exigidas.

Se considerarán subvencionables las actuaciones para la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad. En particular:

  1. a) La instalación de ascensores, salvaescaleras, rampas u otros dispositivos de accesibilidad, incluyendo los adaptados a las necesidades de personas con discapacidad sensorial o intelectual, así como su adaptación, una vez instalados, a la normativa sectorial correspondiente.
  2. b) La instalación o dotación de productos de apoyo tales como grúas o artefactos análogos que permitan el acceso y uso por parte de las personas con discapacidad a elementos comunes del edificio en su caso, tales como jardines, zonas deportivas, piscinas y otros similares.
  3. c) La instalación de elementos de información o de aviso tales como señales luminosas o sonoras que permitan la orientación en el uso de escaleras, ascensores y del interior de las viviendas.
  4. d) La instalación de elementos o dispositivos electrónicos de comunicación entre las viviendas y el exterior, tales como videoporteros y análogos.
  5. e) La instalación domótica y de otros avances tecnológicos para favorecer la autonomía personal de personas mayores o con discapacidad.
  6. f) Cualquier intervención que facilite la accesibilidad universal en los espacios del interior de las viviendas unifamiliares.

Cuantía de las ayudas.

La cuantía máxima de la subvención a conceder no podrá superar los siguientes límites:

  1. a) 3.000 euros por vivienda y 30 euros por metro cuadrado de superficie construida de local comercial u otros usos compatibles.
  2. b) 8.000 euros por vivienda y 80 euros por metro cuadrado de superficie construida de local comercial u otros usos compatibles.
  3. c) El 40 % del coste de la actuación.

Para poder computar la cuantía establecida por cada metro cuadrado de uso comercial u otros usos será necesario que los predios correspondientes participen en los costes de ejecución de la actuación.

La ayuda máxima será de 14.000 euros por vivienda si reside en la misma una persona con discapacidad y de 17.000 euros por vivienda si ésta acredita una discapacidad especial.

A la ayuda unitaria básica podrán sumarse 1.000 euros de ayuda unitaria complementaria por vivienda para edificios o viviendas unifamiliares declaradas BIC o catalogados.

En aquellas viviendas en que los ingresos de la unidad de convivencia residente sean inferiores a tres veces el IPREM o vivan mayores de 65 años el porcentaje máximo de la ayuda correspondiente podrá alcanzar hasta el 75 % de la inversión.

Deja un comentario