La mañana de ayer diferentes autoridades civiles y eclesiásticas, daban la bienvenida a los asistentes en un magnífico escenario como es la iglesia de S. Torcuato adosada al edificio del Hospital Real de la Caridad ya recién convertido en sala de usos múltiples, donde se ha mantenido las paredes tal y como figuraban en la antigua Iglesia de San Torcuato o del Hospital y que presenta una magnífica acústica.

En el acto intervinieron Santiago Pérez López, Diputado Nacional, Iván López Ariza como alcalde accidental y el administrador diocesano, José Francisco Serrano.  Tras la bienvenida, la Banda Simfónica Municipal interpretó cuatro canciones acompañada por la soprano Raquel Fernández que hicieron las delicias de los asistentes. Posteriormente se pasó al edificio que albergó durante muchos años el Hospital donde se atendía a los enfermos y por el que pasaron prácticamente, todas nuestras familias. El administrador diocesano descubrió la placa situada a la entrada de la puerta principal en la que figura la fecha de esta inauguración.

Se trata de un espacio expositivo con el que con el que va a contar nuestra ciudad a partir de esta misma semana, y que ofrece la posibilidad de conocer el Hospital Real y la labor asistencial que en él se ha realizado a lo largo de sus 5 siglos de historia. Desde ese mismo día el centro cultural tendrá una exposición permanente sobre el Hospital Real, dividido en cinco salas para conocer la historia de esta institución, la del edifico y la evolución que la atención sanitaria ha vivido en los últimos 5 siglos.

El edificio cuenta además, con una sala de exposiciones temporales que, durante este primer año, está dedicada a las religiosas de María Madre de la Iglesia, que han atendido el hospital accitano durante buena parte del siglo XX, que ha sido inaugurada hoy por el Obispo de Jaén D. Amadeo Rodríguez, y que estará expuesta durante un año.

Ya en el patio del edificio, Antonio Fajardo ha querido explicar minuciosamente como se forjó la rehabilitación y el destino que va a tener el edificio a partir de ahora, apuntando a tres personas especialmente, la primera como pieza clave de su recuperación Ginés Garcia Beltrán, obispo accitano, ahora obispo de Getafe, que desde el primer día que vió el edificio creyó que podía recuperarse y lo ha conseguido, el segundo Juan Saez, por su empeño en darle el uso final y que ha sido clave para poder realizar la inversión y la tercera persona Nani Cambil profesora de la Universidad, licenciada en Bellas Artes, que no dudó en ningún momento participar y volcarse con el proyecto. Además remarcó la labor realizada por Manuel Amezcua y su equipo del Archivo Diocesano, que se han prestado a investigar todo aquello que se les ha pedido.

El Hospital Real de Guadix es una institución fundada en 1492 por el Cardenal Don Pedro de Mendoza, bajo el patrocinio de los Reyes Católicos. Ha sido un hospital diocesano, bajo la dirección del obispo o el cabildo, dirigido a la atención de los más necesitados. Y, así, se ha venido desarrollando hasta finales del siglo XX. Durante este tiempo, se ha adaptado a las necesidades de la ciudad: fue hospital de pobres, de niños expósitos, de tuberculosos, maternidad, casa de socorro,… Ahora, recién restaurado, tendrá una función cultural en la planta baja y, en la parte superior, seguirá tenido una función asistencial, dado que albergará la casa sacerdotal, que acogerá a los sacerdotes mayores.

La restauración del edifico, ha permitido recuperar para la ciudad un monumento singular, de gran importancia histórica, que estaba en ruina habiendo contado la obra civil, con la ayuda del 1.5% cultural del Ministerio de Fomento y que va a permitir un uso público del edifico. Y hay otra parte financiada por el obispado, que ha permitido la creación de la casa sacerdotal.

Deja un comentario