De forma un tanto intempestiva se acometían los trabajos para talar a matarrasa varios cipreses y otros árboles que al parecer estorbaban en el patio delantero del palacio episcopal de Guadix. Por lo pronto cayeron bajo la moto sierra unos buenos ejemplares de ciprés que existían en dicho patio y que albergaban a un buen número de especies animales sobre todo pájaros. Han dejado solo dos cipreses de los que existían en todo el jardín y nos tememos que estos trabajos se han hecho sin solicitar el debido permiso o autorización  para los mismos, ocupando la vía pública, cortando la calle arbitrariamente y nos tememos también que contraviniendo la actual normativa provisional del plan de ordenación del casco histórico de Guadix. En la pág 30 del documento, en el parrafo 4  refiere que los patios o espacios libres existentes en la actualidad públicos o particulares, que se encuentren ajardinados, deberán de conservar y mantener en buen estado sus plantaciones cualesquiera que sea su porte.

Así pues pensamos que el daño ya está hecho pero que por parte de quien corresponda, el Ayto en este caso se deberían de tomar medidas para que el cumplimiento de la normativa sea el mismo para todos y que no haya excepciones salvo las estipuladas por la ley.

Deja un comentario