El pasado viernes se aprobaba en Junta de Gobierno Local el plan de desbroce que se inicia esta semana y que se prolongará siguiendo una planificación que se ha hecho desde el Ayuntamiento en base a las necesidades que plantean los diferentes puntos de la ciudad.

El plan arranca una vez pasado el periodo de lluvias y se hace, como siempre, con ese doble objetivo de mejora de la imagen y la salubridad de la ciudad, pero también para evitar incendios.

Se han establecido dos líneas, una que correrá a cargo de una empresa contratada para ello y otra con intervenciones a cargo de trabajadores municipales y personas contratadas en el marco del Programa Extraordinario de Ayuda a la Contratación.

Deja un comentario