Como viene siendo habitual, el municipio de La Peza se llena de gente para celebrar el plato fuerte de sus fiestas como son los encierros y los espectáculos taurinos, siendo el día 12 el que más visitantes tuvo para los encierros, aunque los dos días la plaza de toros colocada en la Plaza del Ayuntamiento se llenó completamente.

Personas desplazadas de toda la comarca han llenado las calles del municipio, que ha duplicado su población en estos días, sobre todo en las horas en que se han celebrado los espectáculos, y donde además de haber llenado la Plaza eran muchos los que esperaban en el exterior disfrutando del ambiente.

Dos incidentes dignos de mención, que tuvieron que ver con el espectáculo del día 14, y que reseñamos. El primero, que no ha sido entendido por muchos de los asistentes y cuya decisión se tomó casi una hora después de haber finalizado la corrida, fue el sacrificio de un toro que fue indultado.

Según las autoridades, y después de una revisión por parte de los servicios veterinarios, el toro se encontraba herido por las puyas de los picadores y las banderillas, y no era posible su recuperación, con lo que el animal iba a estar sufriendo en exceso, por lo que decidieron su sacrificio para evitarle dicho sufrimiento. Sin embargo en la calle los comentarios eran otros, se había indultado un toro cuando en las plazas portátiles no era posible, algo que desconocemos, nos gustaría que este hecho tuviera una aclaración.

El segundo incidente se produjo cuando después de finalizada la corrida, es costumbre en el municipio la suelta de un toro en la plaza para que los mozos atrevidos puedan dar algún pase que otro y algunas carreras, produciéndose la cogida de uno de ellos, que fue volteado en varias ocasiones, y que se temía le hubiera corneado y provocado alguna herida, sin embargo a pesar de la aparatosa cogida se levantó solo con magulladuras.

Todas las fotos son cortesía de nuestro colaborador Torcuato Hdez García, TATI

Deja un comentario