VARIEDADES.

Elecciones.- Hoy serán votados cuatro diputados provinciales por este distrito electoral. El corto espacio de que disponemos nos impide consignar sus nombres.

Candidatos.- Se encuentran en esta la mayor parte de los que esperan el premio gordo del sufragio universal en este momento histórico de la libérrima emisión del pensamiento humano. Hacen bien,  no contentos con tomar lo que les dan, quieren conocer a todos sus electores y llevarse las firmas de ellos en el álbum de sus lucubraciones políticas. Carta canta.

«El Manicomio.»- ¡Con qué satisfacción, caro colega, hemos leído que uno de vuestros redactores se ha dormido leyendo el discurso del marqués de Dilar, impreso en el número 44 de este periódico!. El motivo no puede ser más humanitario. Diagnóstico segurísimo; cuando un loco duerme se aproxima su completa curación, y de consiguiente su salida, del manicomio.

Sábanas.-  ¿De las dos que debe tener toda cama, cuál es la que presta mejores oficios? La de abajo, porque tiene que mantener los cuerpos de todos los que se acuestan, aunque sean candidatos, diputados, o electores. ¿Y la de arriba? Escucha y calla.

Repostería.- En la subasta verificada el Domingo último en el Liceo de esta ciudad, se adjudicó el indicado servicio a nuestro constante suscriptor don Francisco Poyatos Sánchez.

Vino.- En tiempos de Carlos IV, de María Luisa y del Príncipe de la Paz, el pueblo pedía pan y toros. En este fin de siecle nadie se mueve de su casa como no sea para recibir dineros o algún convite de un amigo que nos necesita. Se .exceptúan de esta regla los días en que hay que cumplir con los deberes de un buen ciudadano; es decir, los días en que tenemos que nombrar a aquellas personas que han de manejar las arcas en donde se depositan los públicos intereses: entonces, ¡qué entusiasmo, cómo nos atropellamos todos para que el tesoro de nuestros improbes trabajos, se deposite en manos limpias de hombres de una intachable probidad! Digan lo que quieran los enemigos de nuestras libertades, el espectáculo es conmovedor.

Establecimiento.- El nuevamente abierto frente a la puerta del Pósito, se encuentra concurridísimo a todas horas. Hoy debe aumentar de una manera extraordinaria sus ingresos; pues en días de elecciones es costumbre beber y comer a garganta abierta y a mandíbulas batientes. Son los días óptimos en que impera Baco. ¡Pobre Venus! Tienes que aguardar hasta lo noche. Toda premisa tiene su consecuencia. Vuestro reinado sobre España sería una solución de continuidad si el nombramiento de nuestros representantes o bienhechores fuese cotidiana.

Mona.- ¿Hay vicio más asqueroso, más repugnante que la embriaguez? Noches pasadas tuvimos ocasión de presenciar un caso en un joven a quien sus padres no han escaseado todos los sacrificios que, son indispensables para una buena educación; fue el hazme reír de cuantos le vieron en tan deplorable estado,  los comentarios no le eran muy beneficiosos. ¿En dónde dirán ustedes que durmió la mona? Al pié de la cruz del paseo de la Catedral.

A la orilla de un pozo

sobre la fresca hierba, etc.

Ojo.- Los comerciantes deben proceder con cautela cuando vaya alguna criada a comprar al fiado; pues hay algunas que se han dedicado a pedir géneros por cuenta de sus amos, siendo así que estos les han entregado el importe de la mercancía.

Misa.- La cantada el jueves último en esta Catedral, es obra del acreditado profesor de música, señor don Pascual Rodríguez García. El concurso de fieles que acudió en este día para tener el gusto de saborear la primera audición de sus notas sublimes, se deshizo en elogios a la salida del templo, demostrando que el autor ha sabido afirmar una vez más la fama que goza de artista correcto e inspirado en las nobles y bellas aptitudes que en el mundo cristiano representa Sta. Cecilia. La oración sagrada a cargo de don José Cassola, como siempre, siendo como es uno de los primeros predicadores, no solo aquí, sino en otras muchas partes en que ha dejado oír su elocuente palabra.

Deja un comentario