LINARES-ALMERÍA.

Que es una tangible realidad la Construcción de esta importantísima y deseada línea férrea, es innegable.

Dícenlo elocuentemente los hechos sucedidos.

La proclaman los actos legales solemnizados entre el Estado y las empresas particulares.

Lo decantan los estudios realizados ya y los que aún se continúan haciendo.

Y lo testifican y prueban de concluyente modo, las obras terminadas y las que se están llevando a efecto en la actualidad, en las diversas zonas que ha de recorrer el ferrocarril.

Mas si todo es cierto, positivo y real, lo es también que en esta localidad no se efectúan los trabajos necesarios para la más pronta terminación de la vía.

Lo hemos dicho en ocasiones diversas, aquellos solo están planteados en un pequeño

trozo, que la Compañía constructora o sus representantes tuvieron la dignación de sacar a pública licitación ha ya bastantes meses.

De esa especie de entredicho, de paréntesis, de compás de espera, no se ha salido y no se nos alcanza la razón, ni comprendemos la causa, habiendo como hay muchas adquisiciones de terrenos hechas por la Compañía, en los cuales podía y debía estarse trabajando ya.

La verdad es que vivimos de ilusiones, debido a que se nos hace abrigar la continuada esperanza de que en breve y en grande escala se han de empezar nuevos trabajos, sin que ese incierto mañana llegue nunca, lo que hace que se haya vuelto pesado en demasía.

Y es el caso, que tanto en bien de la línea, cuanto en bien de esta población, debía verse el modo de que cesara ese estatuquo.

En bien de aquella, porque es conveniente su próxima terminación, y para ello se hace indispensable que los trabajos se activen, que lo no comenzado se comience, que lo empezado se concluya.

En bien de este vecindario, porque habría faena donde pudieran ocuparse los braceros, que contarían con un jornal seguro para poder sobrellevar su penosa peregrinación sobre la tierra.

Los tiempos por que atravesamos son difíciles, aun para los que cuentan con algunos medios propios de subsistencia.

Los artículos más precisos para el sostenimiento de la vida alcanzan precios extraordinarios.

Los hombres y las familias sufren escaseces sin cuento y privaciones sin fin.

Además de hacerse una obra verdaderamente meritoria con los pobres, se ahorrarían perjuicios a las clases labradoras, de impulsarse las obras inmediatamente, y no como se susurra en los meses de la recolección de cereales.

Hoy aquellos se  remediarían.

Mañana, han de tener faena segura en el estío.

Los que se dedican a la ímproba tarea de la producción no sufrirían menoscabo en sus intereses, pues es indudable que de simultanearse ambos trabajos los jornales subirían considerablemente y que contribuiría con evidencia a la ruina de los mismos.

Es por lo expuesto conveniente:

Que se saquen a pública licitación la ejecución de algunos trozos de vía, en el presente momento.

Que se suspendan los trabajos en Julio y Agosto.

De tal modo, tanto los intereses de la empresa ferroviaria cuanto los de los labradores y jornaleros se armonizarían sin menos cabo alguno respectivamente, y se atendería a las necesidades de hoy.

EUDORO

FINCAS EN VENTA

A voluntad de su dueño, una  Huerta nombrada de la Castaña, en esta ciudad, dando frente al principio de la calle de Granada, cercada de tapia y setos que guarecen su circunferencia de nueve fanegas de tierra de para llevar sin respecto a medida, y de los árboles frutales que abundantemente contiene, y las aguas que como de propiedad viene utilizando de la fuente llamada del Almorejo, cada dos semanas, y todas desde ponerse el sol de los sábados hasta hacerlo en los domingos, con los que de aluviones afluyen a su acueducto, libre de cargas con la casa que incluye reditúa anualmente cincuenta fanegas de trigo por tenérsele en cuenta el alquiler de aquella al cultivador.

Una haca como de ocho fanegas de tierra de pan llevar y de riego con el rulan ele la acequia de Misculares en este término, y en secano por cima de ellas, en distintos pedazos, conteniendo en su perímetro, 45 álamos de peralejo fino, 56 olivos de buena vegetación y producto en su clase de plantones y 7 en reproducción por haberse helado en parte en el año corriente; y toda reditúa anualmente veinte fanegas de trigo.

Una cueva sin número en la cañada de los Gitanos, de esta ciudad-, cuyo rédito de arriendo anual asciende a 4,4 reales.

Y el capital de 4014 reales de censo, sobre varias cuevas en este término, cuyos réditos anuales ascienden a 170 reales 32 céntimos. De su valor capital se dara razón casa de su representante, D. Antonio Ortiz y López, portales de la plaza número 17.

 

Deja un comentario