VIENTO EN POPA.

En el año próximo pasado de 1892, se creó en esta ciudad una humilde sociedad con tan poquísimos elementos, que era general creencia que su vida sería corta, su existencia difícil y su muerte secura.

Más sucede, que a pesar de apreciaciones tales la “Cooperativa Accitana” no solamente vive, sino que se ha engrandecido, y cuenta hoy con elementos valiosos que le prestan la sabia de sus iniciativas y de su laboriosidad.

Los asociados han tenido buena voluntad y se han afanado para coronar su obra de un éxito seguro, lo quo ciertamente han conseguido.

Nosotros que amamos este país, que deseamos su prosperidad y que hacemos propias las glorias de nuestros paisanos, enviamos el parabién a los iniciadores del pensamiento y a los que han sabido ejecutarlo, dando una prueba más de que no somos insociables pecuniariamente hablando; antes al contrario, podemos constituir núcleos sociales, aspirando a arduas y difíciles empresas.

Alguien que no tenga noticia de la sociedad de que nos ocupamos, estamos seguros se dirá ¿a qué clase pertenece la Cooperativa? ¿cual es su fin? preguntas naturales en todo el que no tiene exacto conocimiento de una cosa o de una empresa.

El progreso intelectual y económico de la clase obrera: la ilustración de los asociados y de sus hijos: el socorro de aquellos que se encuentren faltos de recursos, la explotación de asuntos comerciales, industriales y financieros.

He aquí explicado en pocas palabras la clase, objeto y fin de la «Cooperativa Accitana».

Y no se crea que para pertenecer a ella son precisos grandes dispendios, todo menos eso; está al alcance de todas las fortunas, aun de aquellas más modestas.

La cuota de ingreso es una peseta cincuenta céntimos.

El número de acciones indeterminado, siendo el valor de cada una veinte y cinco pesetas que pueden abonarse en veinte y cinco mensualidades, en menos, o de una sola vez a placer del socio, que recibe el producto de las ganancias en armonía con las acciones que representa, y del tanto por ciento de lo ganado.

Existe en el Reglamento una nota saliente que por sí sola habla muy alto en pro de la buena organización y excelente espíritu que informa la sociedad. El socio expulsado por faltas cometidas recibirá el capital que tuviere al practicar la última liquidación.

La presidencia está desempeñada por don Benito Minagorre y la de su consejo de administración por don Ángel Córcoles por peñas de prestigio y de reconocida suficiencia que por si solas son una gran garantía para la prosperidad de aquella.

Pocas son las operaciones que lleva realizadas y en ellas ha obtenido ganancias que han superado a las esperanzas concebidas.

Hemos oído decir que se propone llevar a efecto dos empresas, que de efectuarlas, seguramente le han de proporcionar buenos resultados:

Dar dos corridas de toros.

Y contratar una Compañía de Zarzuela que permanezca en esta población una larga temporada.

Para ello parece se han dado los pasos preliminares y se está en negociaciones diplomáticas.

Todos estamos obligados a prestar nuestro concurso a esta sociedad para su creciente desarrollo.

Es cosmopolita y admite en su seno a todo ciudadano HONRADO llámese como se llame, proceda de donde proceda, piense como mejor le plazca.

GARCI-TORRES

Jueces.- Han sido nombrados los Municipales de este distrito, y son las personas siguientes; Alamedilla, don Juan Jerez López; Albuñan, don Juan Hidalgo Sánchez; Alcudia, don Miguel Fernández Ruiz; Aldeire, don José Labella Moreno; Alicun, don José Martínez García; Alquife, don Eduardo Gamez Cobo; Beas de Guadix, don Diego Huertas; Benalúa, don José Torres Molero; Cogollos, don Fermín Porcel Muñoz; Cortos, don Torcuato Hernández; Charches. don Antonio Espigares; Dehesas, don Torcuato Olivares; Dólar, don francisco Alcalde Huete, Exfiliana, don Rafael Varón Ruiz; Ferreira, don Juan José Salmerón; Fonelas, don Juan Serrano Cabrera; Villanueva de las Torres, don Maximino Navarro Coronel; Gobernador, don Juan Mª Pardo; Gor, don Pedro Bonachera Sánchez; Gorafe, don José Sánchez Casas; Huélago, don Vicente Moreno Martínez; Huéneja, don Juan N. Martínez Alcalde; Jerez, don José Mª Hernández Cobo; Laborcillas, don José Pardo Rodríguez; La Calahorra, don Rafael Fernández Díaz; Lanteira, don Antonio Manuel Garzón; La Peza, don José Alvarez Rodríguez; Lúgros, don Torcuato Morillas; Marchal, don Torcuato Requena Ruiz; Pedro Martínez, don Juan V. Loreto Martínez; Policar, don José García Navarro; Purullena, don José Martínez Valdivieso.

Deja un comentario