A las cuatro de la tarde del día veinte y tres del corriente quedó constituido en esta forma:

Alcalde,

  1. José Jiménez Vergara.

1.er Teniente,

  1. Juan Ortiz Vera.

2º Teniente,

  1. Antonio Ruiz Valero.

3.er Teniente,

  1. Luís Vera Pérez.

4º Teniente,

  1. Rafael Ochoa Pérez.

Síndico,

D. Francisco Barroso García.

Suplente,

  1. Emilio Martínez Cañas.

Concejales,

Agustín Villegas Hernández.

Francisco Baca Hembrilla.

Rafael Padilla Ruíz.

Salvador Malees Ortiz.

Torcuato García López.

Juan Bono Fernández.

Rafael Padilla Hernández.

Juan López Martínez.

Breves serán las consideraciones que hagamos para que nuestros nuevos ediles informen su conducta y su espíritu en las necesidades cada día más premiosas que están llamados a satisfacer en los actuales momentos. Nuestra ciudad está ávida de reformas materiales; hoy se encuentra casi en el mismo estado que la dejaron nuestros abuelos, y si estos en su época, obraban como entonces se sabía, el progreso creciente, los adelantos de esta nueva generación, exigen que nosotros no nos quedemos rezagados en el camino de la civilización; y así como aconsejamos al nuevo municipio que dé fin y remate a los proyectos de los anteriores, tocante al ornato, limpieza y demás prescripciones que se encuentran al efecto legisladas, como fin culminante debe atender con preferencia la Ley de Instrucción Pública, para que los padres y los profesores cumplan estrictamente con los deberes que aquella ley impone: de este modo se evitará en el porvenir la comisión de ciertos hechos, que son no más que la consecución de la falta de una educación que se debió adquirir en la edad reglamentaria. Otro día seremos más extensos; hoy no nos es posible por el poco lugar de que disponemos.

VARIEDADES.

Bien hecho.- Tenemos entendido que por los individuos de la comisión de abastos se visitan todos los días los puestos de carnes y pescados vigilándose por conseguir desaparezcan antiguos abusos.

Cesantías.- Han sido declarados cesantes por la autoridad administrativa los guardias municipales, los de campo y vega, los de montes públicos y los de vigilancia nocturna de la pasada etapa conservadora, habiéndose sustituido con otros afectos a la política liberal.

Entierro.- El día 26 tuvo efecto el del concejal electo don José González Guerrero, habiendo asistido al acto el Alcalde presidente y concejales del Ayuntamiento, la banda municipal y numerosos amigos del finado. En la puerta de la Casa Consistorial se detuvo el cortejo fúnebre, siendo recibido por una comisión del Ayuntamiento y los maceros con dalmática.

Fríos.- Continúan en grande escala, siendo causa de muchas enfermedades y de no pocas defunciones.

Súplica.- Señor Alcalde, llamamos la atención de su autoridad sobre la situación del callejón de Nevado, y le pedimos atienda nuestros ruegos en bien de los vecinos del mismo y de los transeúntes.

Estercoleros.- Sería conveniente desaparecieran los que hay al lado de la torre de Ferro, que afean la entrada de esta población y da una pobre idea de su cultura.

Comisión.- Se ha acercado una del comercio al señor Alcalde en reclamación de cierto pago de arbitrios, que indebidamente se venía abonando a su juicio. La autoridad atendió semejante petición y el Ayuntamiento ha suspenso manifestado pago.

Trabajo.- Al parecer anda por las nubes en nuestra localidad; pues según se ve, no queda persona que no se acerque a los individuos que componen la nueva corporación municipal en demanda de un destino. Señores pretendientes, no hay colocaciones suficientes para tantos; a trabajar, y salga el sol por Antequera.

Reformas.- La junta directiva del Liceo proyecta importantes mejoras en el local que ocupa, tale s como el arreglo de los salones de tresillo, cubrir el patio con una montera de cristal, poner cancelas a la subida de las escaleras y construir inodoros de mármol. No cabe la menor duda de que dicho centro será en breve uno de los mejores de su clase, mereciendo plácemes sociedad tan culta.

Minas.- Escriben de Aldeire que varias de las enclavadas en aquel término municipal están produciendo ricos minerales que serán vendidos a altos precios, según los ensayos realizados.

Calle.- La de San Torcuato está toda levantada e intransitable. Agradeceríamos al señor Alcalde mandase su inmediata composición.

Paseos.- Los públicos están destrozados y abandonados por completo. Ahora que es el tiempo de hacer plantaciones, debe la municipalidad acordar su arreglo y reconstrucción, si quiere que en el próximo estío tengamos donde poder hallar algún fresco.

Plantilla.- El Ayuntamiento se ocupa de la reforma de la de la Secretaria municipal según nos dice persona digna de crédito.

Deja un comentario