Trabajos ferroviarios.

El día ocho del pasado estuve en la Venta de la Tuerta, camino de Almería, donde han comenzado los trabajos que han de unir a aquella ciudad con Linares, llevando un gran fiasco, causándome pesar no solo la lentitud con que se desarrollan sino los pocos braceros que hay ocupados: ni volquetes; tan solo carretones de mano.

Todos estos pueblos que yacen en la más profunda miseria, concibieron esperanzas este año de tener ocupación y poder dar pan a sus familias, pero han sido defraudadas.

Al pueblo de Alcudia prometieron colocar infinidad de hombres, quedando reducidos a unos treinta, que han estado ocho días, habiendo sido despedidos.

A los dos días de haber estado yo allí, se sublevaron pidiendo aumento de jornales, y es muy justo, bien sabemos que contratistas y cuanta gente pertenece a carretera quieren enriquecerse con el sudor del infeliz jornalero, y sin conciencia, son tratados de una manera despiadada.

Sea de ello lo que quiera, es una verdad y no tiene refutación; sobre Granada, y toda su provincia pesa cual losa de plomo la desgracia. Aquí todo se hace con hambre, así comienza la vía, arteria fecunda de utilidad o importancia a esta comarca, rica por la naturaleza, cuyos productos, hoy por su aislamiento y falta de vías de comunicación no pueden ser exportados a lejana tierra donde serían bien pagados; sus fértiles vegas, sus abundantes, ricas y cristalinas aguas, que las circundan o bañan, y los muchos negocios que habrían de desarrollarse, unido a la animación, del cambio de mercancías; al cosmopolitismo, cultura y civilización, trocarían la faz de estos pueblos, desapareciendo la nostalgia de sus moradores, al ver atravesar nuestros campos la locomotora que con su negro penacho de humo, cual antorcha de ilustración y progreso de estos modernos tiempos nos llamaría para asociarnos en empresas mercantiles, construyendo fábricas en nuestra hermosa vega, y abandonando siquier un poco la política que con sus pestilentes miasmas ha llegado a inficionar hasta la choza del infeliz labriego.

Después de escritas las anteriores líneas, hanme comunicado la desgracia ocurrida a un bracero que, al socavar, vínosele encima un bloque, dejándole cadáver instantáneamente y herido a otro. Esto es falta de precaución en los encargados de dirigir los trabajos.

José PEREZ DE ANDRADE

VARIEDADES

Colega.- Ha suspendido su publicación, El Levante, periódico de Garrucha. Tenemos entendido que esta suspensión es temporal, y le suplicamos que al volver a la luz pública, se acuerde de nuestras cordiales relaciones.

Adorno.- Está terminando el del salón del Liceo. Pasados que sean algunos días los socios de él podrán disfrutar de las comodidades que son propias de la fría estación que estamos atravesando, pues no exageramos si decimos, que respecto a confort quedará a la altura en que rayan los mejores de España.

Equivocación.- En una de las tiendas de la calle Ancha, donde venden carne de cerdo, el Viernes a las tres de la tarde, tenía el dueño sobre el mostrador un saquillo conteniendo cinco duros en plata. Mientras entró este al interior del establecimiento, una marchanta, creyendo que eran suyos, se los guardó, aprovechando el descuido. Cipriano, que así se llama el dueño, dió conocimiento al cabo de orden público, quien con el celo y actividad que le distinguen, capturó a la individua y recuperó la cantidad hurtada.

Amén.- Han terminado con el último aplazamiento los procesos que en este juzgado de Instrucción se seguían contra el Alcalde suspenso de Purullena, don Manuel Robles Ferrer.

Carbón.- Se escandalizan las cocineras con lo que acontece: vendiéndose este por los carboneros a cinco reales arroba, se revende por las carboneras con la ganancia del ciento por ciento. ¡Buenas comadres!

Pesas y medidas.- Continúan los vendedores usando las antiguas, que deben ser recogidas e inutilizadas por la autoridad, y entregarse a los tribunales a aquellos que las usan, para que purguen su merecido.

Minas.- Han estado en Aldeire varios ingenieros, reconociendo las denominadas «Las Angustias, «El Rosario» y “San Francisco», conviniendo en que, en ellas se encuentran grandes filones paralelos, de Norte a Sur, de antimonios argentíferos, con la producción de siete y media onzas de plata por quintal métrico, habiéndose hecho el análisis por el Sr. Calderón, en su laboratorio de Madrid, de cuyo resultado ha expedido el oportuno certificado.

Bien merecido.- Nuestro querido amigo don Melchor Sains Pardo, ha ascendido a Auditor de Guerra: ascenso que hemos visto con aplauso, por ser acreedor a tal distinción dadas sus excelentes dotes y sus muchos y valiosos servicios. Nuestra más cordial enhorabuena a manifestado señor.

Suciedad.- En todas las calles donde hay puestos o tiendas para expender la carne de cerdo, tienen los dueños la mala costumbre de matar a los animales, tirando después las aguas sucias de restos y ensangrentadas a la misma calle; y no es que el espectáculo sea, como hemos dicho muchas veces, harto repugnante, sino que dichas aguas manchan y se hielan en las calles, produciendo caídas y otras molestias a los transeúntes. Creemos que debe evitarse tamaño abuso, y cada cual haga esas operaciones en su casa, en bien del público y del buen aspecto de esta ciudad, que cada día es más frecuentada de forasteros.

Baco.- Este conocido sujeto promovió en las primeras horas de la noche del miércoles un fuerte escándalo en la calle de Granada, tomando como centro de operaciones el estómago de un individuo. Los agentes de la autoridad apaciguaron sus exaltadas manifestaciones, conduciendo al portador del dios al arresto municipal.

Deja un comentario