El sábado tenía lugar el acto de bendición e inauguración de la casa sacerdotal en los restaurados edificios del Hospital Real e Iglesia de San Torcuato, un acto presidido por el Obispo electo de Getafe y administrador diocesano de Guadix, Ginés García Beltrán. Ha estado acompañado además por el concejal de Patrimonio, Manuel Gómez Vidal. Intervino tanto el obispo electo de Getafe, así como la alcaldesa, Inmaculada Olea quien destacó la importancia que tiene para la ciudad la recuperación de esta parte de su patrimonio. “La rehabilitación integral del Hospital Real y la iglesia de San Torcuato dota al casco histórico de un nuevo atractivo. Y lo hace en un entorno de especial interés, en este espacio entre la Plaza de las Palomas, la Catedral y la Alcazaba que, como saben, también va a dar un grandísimo paso adelante hacia su restauración gracias, como en este caso, a los fondos del 1’5% cultural a los que ha concurrido el Ayuntamiento”.

La alcaldesa reiteró y felicitó al Obispado por la iniciativa y a la ciudad por lo que supone para ella recuperar esta valiosa parte del patrimonio accitano que se destinará a casa sacerdotal y con el que Guadix gana un espacio que albergará un centro cultural destinado a divulgar la labor del Hospital Real de Caridad de Guadix en el mismo lugar en el que históricamente estuvo ubicado y que también tuvo uso como maternidad. “Es, por tanto, un buen ejemplo de cómo nuestro pasado puede tener proyección de futuro. Y en ese camino estamos con proyectos como el ya comentado de la Alcazaba. Entre todos sumamos y todos hacemos de Guadix una ciudad mejor”, ha reflexionado.

La alcaldesa accitana ha aprovechado la ocasión para desearle a Ginés García Beltrán, Obispo electo de Getafe y administrador diocesano de Guadix, “lo mejor en su nueva etapa y decirle, como ya tuve ocasión de hacerlo en su momento, que lo echaremos mucho de menos en la que estoy segura que siente como su ciudad”.

Accitania, Guadix

Deja un comentario