Esta tarde a las 20,15 horas ha tenido lugar la inauguración de la exposición Cascamorras, abstracción y color de Ramón Pícaro (Pícaro digit) y un homenaje al Cascamorras: José Villaba Pérez, Cheli recientemente fallecido.

Con la presencia del concejal de turismo Iván López, del presidente de la Hdad de la Virgen de la Piedad de Guadix Juan Lechuga, y de la Asociación Cascmorras de Guadix, Jesús Samaniego se inauguraba la exposición que presentaba Ramón Pícaro dividida en dos partes interrelacionadas sobre la fiesta de Cascmorras. En su intervención Ramón aclaraba que se trata de un proyecto de actividad que pretende unirse a las varias que ya realiza la Hdad y la Asociación Cascamorras de Guadix para dotar de una posibilidad de exposición fotográfica anual para fotógrafos de Guadix y de la comarca  y que estén dispuestos a mostrar su pasión por la fiesta de Cascamorras y así contribuir con sus imágenes a una mayor difusión de la misma.

En la intervención de Juan Lechuga se daba las gracias por el apoyo constante que se recibe por parte municipal para el desarrollo seguro de la fiesta y por su parte Jesus Samaniego se hacía eco del reciente atentado de Barcelona y mostraba su repulsa por el mismo al tiempo que su condolencia por las víctimas y heridos en él.

Concretamente Ramón Pícaro explicaba el sentido y el motivo de la expo de esta manera:

La muestra sobre Cascamorras que inicia la serie o actividad en sí, pretende mostrar dos aspectos concretos de la fiesta; uno el tratamiento abstracto del color en la misma y otro, cómo se da inicio a la fiesta en su salida. Son dos partes de la fiesta que no se conocen mucho. en el caso de la primera porque se trata de imágenes que se podrían considerar por algunos/as como imperfectas, raras, extrañas, pero sin embargo tienen una parte de técnica fotográfica impredecible que las hace atractivas, casi mágicas.

En el caso de la segunda ya no se juega tanto con la imaginación sino más bien con la realidad se pretende mostrar un aspecto quizás desconocido por muchos como son los instantes que acontecen a la salida de Cascamorras desde la cueva en la barriada de la Estación de Guadix. Allí se puede palpar el nerviosismo de la salida, mezclado con la alegría de poder recibir a Cascamorras, de poder celebrar juntos esa tragedia que se torna en alegría compartida por no haber podido traer o conseguir la imagen de la virgen y por la que se organiza este carnaval primitivo de color tan antiguo como liberador.

Todas, las dos muestras, engarzadas por la acción, la velocidad, el trepidar de la muchedumbre que goza, que disfruta, que se apasiona con un personaje que no es otra cosa que la esencia del pueblo liberando tensiones, aflojando pasiones y llevando en volandas la expresion popular para ser compartida familiarmente al menos, todavía.

viendo-la-espo-de-cascamorras-017 Accitania, Guadix

Deja un comentario