Se ha reunido la comisión comarcal técnica de profesionales para el seguimiento del procedimiento de coordinación para la atención de mujeres víctimas de violencia de género. Se ha planteado en ella la puesta en marcha de un plan de formación para profesionales y una mayor frecuencia en la celebración de reuniones técnicas sectoriales.

Se trata de una comisión convocada y coordinada por el Centro Municipal de Información a la Mujer (CMIM) del consistorio accitano en la que se integran el ámbito judicial, servicios sociales comunitarios, subdelegación del Gobierno, la coordinadora de Violencia de Género en el turno específico del Colegio de Abogados, Guardia Civil, Policía Local, representantes de igualdad y coordinadores de los centros de educación primaria y secundaria, ámbito sanitario, centro de tratamiento a las adicciones, Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y asociaciones de mujeres.

La sesión se ha iniciado con la presentación de nuevos miembros y la información, por parte de las respectivas instancias implicadas, sobre las novedades en materia de violencia de género aplicables o previstas en sus respectivos ámbitos de actuación (y que abarcan tanto cursos de formación como protocolos o nuevas aplicaciones que facilitan la labor de los profesionales).

Tras hacer un seguimiento de la aplicación del Procedimiento de Coordinación y de las incidencias advertidas, se han planteado algunas propuestas de mejora que, además de las ya citadas reuniones técnicas sectoriales y plan de formación a profesionales, indican la idoneidad de establecer por escrito un plan de coordinación municipal. Se trata, en definitiva, de incidir en la formación y en una mayor sensibilización para la aplicación de los diferentes protocolos ya establecidos.

Entre otras cuestiones, en la comisión se ha hablado de la no existencia de un turno específico para situaciones relacionadas con la trata de personas, por lo que se va a impartir una formación que servirá para conformar un listado para un turno específico de trata y extranjería. Precisamente, el incremento de inmigrantes y la necesidad de intérpretes han sido otros de los aspectos abordados. Como lo ha sido también la presentación de un nuevo cuestionario que intenta afinar más en la valoración de riesgos; el incremento detectado en las denuncias por acoso, injurias o suplantación de identidad derivadas de las redes sociales; y la comunicación automática a la Guardia Civili de salidas de prisión de los agresores para agilizar el sistema de incidencias y comunicaciones. Ha habido además ocasión de presentar una nueva aplicación dirigida a personal sanitario que ayuda a los profesionales a coordinarse y cuenta con los recursos disponibles para víctimas. Y se ha planteado motivar la creación de grupos de mediadores en el ámbito educativo para evitar situaciones de tensión entre orientadores y alumnado.

Deja un comentario