La Policía Local de Guadix imputa un delito contra la seguridad vial a un conductor que circulaba por la Avenida Medina Olmos cuadriplicando la tasa permitida de alcoholemia. El conductor fue interceptado la madrugada del pasado jueves (sobre las cuatro y media) en una operación en la que los agentes de la Policía Local actuaban junto a una patrulla de la Guardia Civil realizando un Punto de Identificación de Personas y Vehículos. Observaron entonces cómo un vehículo realizaba una maniobra evasiva para evitar el control, por lo que las patrullas en servicio procedieron a su persecución hasta dar el alto al conductor.

Los agentes comprobaron de forma inmediata que el conductor estaba “claramente influenciado por la ingesta de bebidas alcohólicas”. Hecho que se corroboró al someterlo a la prueba de determinación alcohólica en aire espirado, en la que el resultado cuadriplicaba en el momento de su parada la tasa permitida de alcoholemia (que se sitúa en 0’25 en aire espirado). El individuo pasó a disposición judicial.

Deja un comentario