Si la tarde de ayer la tormenta se centraba en la localidad de Purullena, hoy ha sido Esfiliana y Alcudia la que han sufrido las lluvias torrenciales caídas en un corto espacio de tiempo que han hecho que diferentes calles fueran ríos  y que las ramblas arrastraran todo lo que el agua encontraba a su paso para desembocar en el río Guadix, que se ha visto repleto de agua como aparece en las imágenes.

La tarde gris, ha  mantenido a la comarca en tensión, sobre todo en los alrededores de los pueblos mencionados con el sonido de los truenos y relámpagos y la descarga en poco tiempo de abundante lluvia.

Deja un comentario