El dueño de una finca del municipio de Cortes y Graena, por la que discurre una acequia, falleció ayer domingo poco después de las 20,00 horas al caer de manera accidental al intentar abrir  la llave de riego, resbalando por el balate y golpeándose en la cabeza.

El fallecido había ido a la finca a realizar diferentes labores y echar el agua de riego, y había quedado con su mujer en que se reuniría con él en la finca, pero cuando ella llegó se lo encontró en el suelo, solicitando ayuda a emergencias 112  para intentar sacarlo de donde se encontraba, estos avisaron a la Guardia civil y a los bomberos de Guadix, pero cuando se realizó el rescate solo pudieron certificar su muerte.

Deja un comentario