Si los ciudadanos de Guadix esperan que tarde o temprano el equipo de gobierno que gestiona la ciudad se esmere en atender las pequeñas cosas que hacen más agradable y vivible la ciudad a los habitantes que la disfrutan, la cosa está bastante cruda o por lo menos, no hay muchas esperanzas para conseguirlo.

Preguntado en rueda de prensa el portavoz del equipo de gobierno acerca de dos cuestiones sencillas pero que se nos antojaban claves para detectar el talante y el espíritu o ánimo de la gestión municipal acerca de estos asuntos y hechos, nos dejó una respuesta de salir del paso.

Este medio se dirigió al portavoz del equipo de gobierno para inquirirle sobre dos hechos concretos denunciados  hacía bastante tiempo y que no llevan visos de solucionarse.

Uno era el arreglo de las losetas de una parte de la acera de la rampa dcha del paseo de la catedral quien en su parte superior luce unas baldosas que bailan, cantan y hasta se mueven con peligro para quienes pisan la misma dado que están sueltas.

Dos era el tema de limpieza de los faroles que hay en los soportales de la plaza de alumbrado público que por decirle de suave manera, gastan mugre y suciedad para regalar.

Pues bien, el portavoz de equipo de gobierno reconoció que no sabía que tipo de solución se le podría dar a ambas preguntas o requerimientos y emplazó al concejal de mantenimiento Avilés quien reconoció que es verdad que existe ese problema en cuanto a las baldosas pero que a pesar de que ellos han querido arreglarlo, al parecer para cambiar o reparar las baldosas que ahora se mueven, o están sueltas, se requiere un permiso especial de Cultura dado que afecta al entorno del teatro romano. Con lo cual no sabemos para cuando se podrán reparar las mismas. Así sin anestesia y con amplia sonrisa.

Y para el la segunda cuestión o sea la limpieza y reacondicioamiento de los faroles de alumbrado público de la plaza que además están pendientes de un cambio de luminarias tipo led para que se ahorre más en el alumbrado público; se aduce que no es competencia de la empresa de limpieza (FCC) sino que es tema municipal y que por ahora no dispone de medios para hacerlo pero eso si, están a la espera de una nueva concesión de un plan extraordinario de empleo con el que poder acometer la limpieza de los faroles. Ni que decir tiene que a esta corporación y equipo de gobierno ya se le recordó en su día, ya van casi tres años de gestión municipal de este equipo de gobierno y todavía no se han acorado de ese pequeño detalle de arreglar las losetas y de limpiar los faroles.

Eso si, lo despachan con la más amplia de las sonrisas, como si los ciudadanos que pasan a menudo por el lugar, no se dieran cuenta, o no pensaran que tarde o temprano van a llegar las elecciones y que puede que entonces salgan a pedir el voto de los ciudadanos alegando que ellos se han ocupado de esas pequeñas cosas que han conseguido hacer la ciudad, o por mejor decir, el pueblo de Guadix, visto que no llegamos los 20,000 habitantes desde 2012, más habitable, amable y cuidado para que todos puedan sentir que viven en una ciudad, limpia, cuidada donde los pequeños detalles también cuenta y que además forman parte del acuerdo-contrato que firmaron con la ciudadanía cuando accedieron al gobierno de la ciudad.

Accitania, Guadix  Accitania, Guadix Accitania, Guadix

Deja un comentario