“Los vecinos del barrio Latino estamos cansados de que nuestro gobierno municipal no pase de las promesas a los hechos y se decida a arreglar las deficiencias de nuestro barrio, que no son otras que, renovar los darros del barrio y las condiciones del agua potable para acabar con las humedades de nuestras viviendas debido a las filtraciones, cambiar los pavimentos de nuestras calles que parecen tercermundistas y peligrosas para cualquier viandante, además de acondicionar el cableado eléctrico y sustituir el alumbrado de carretera por otro más acorde al entorno.

Todo esto viene contemplado en un proyecto que cuenta con el visto bueno de la delegación de cultura pero que por unas cosas y otras no se lleva a cabo.”

Deja un comentario