El próximo jueves 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una fecha para la que la Asociación de Familiares de Alzheimer de Guadix y Comarca (AFA) ha previsto el desarrollo de dos interesantes propuestas. Por un lado, se ha programado una conferencia sobre fisioterapia para los enfermos de Alzheimer y personas con movilidad reducida a cargo de la profesora de la UGR Mª Carmen González Ríos; y, por otro, la presentación del libro “Abuelita ¿eres tú?” en el que la joven autora  Mª del Mar Marín Pérez comparte su experiencia con su abuela enferma de demencia senil. La cita será este mismo jueves día 21 a las seis y media de la tarde en el patio del Ayuntamiento y estará abierta a todo el público que quiera asistir.

Así lo han anunciado esta mañana la concejala de Salud y Servicios Sociales y el Presidente de la Asociación en Guadix, Jorge López, en una presentación en la que también ha estado presente para dar a conocer ante los medios de comunicación esta obra con la que pretende llegar a los más pequeños.

“Debemos de tener en cuenta que cuando se diagnostica un caso de Alzheimer se debe de hablar también de un futuro segundo paciente: el cuidador principal del enfermo que vive bajo presión y con una gran dedicación  a esa persona que suele ser del ámbito familiar”, ha señalado la concejala.

Jorge López por su parte ha recordado que el objetivo principal de AFA es realizar labores de orientación y apoyo a los familiares de la persona enferma de Alzheimer, con especial prioridad a los cuidadores. “Que sepan que tiene siempre una puerta a la que llamar y en la que podemos enseñarles lo que, desafortunadamente, hemos aprendido a través de nuestras propias experiencias como cuidadores”, ha asegurado.

Ese es también el objetivo de Mª del Mar Marín Pérez en su libro “Abuelita ¿eres tú?”, en este caso con los más pequeños. Un libro que, según ha detallado, “nace de la necesidad interna de homenajear a mi abuela, que falleció tras sufrir demencia senil. De la necesidad de hacer conscientes a los padres que no es un problema que un niño vea a un enfermo de Alzheimer y comparta con él su vida. Totalmente lo contrario, nace de la necesidad de hacerles saber que siguen siendo sus abuelos, que aparentemente se han convertido en otra persona o que se hacen casi invisibles, pero en realidad están ahí y que nos necesitan tanto o más que antes”. De hecho, el libro se quiere convertir en una obra de teatro para acercar esta historia a los más pequeños.

Deja un comentario