Mañana finaliza la primera muestra de la nueva exposición fotográfica que ha montado Torcuato Fandila en Celanova  “Guadix máxico” en concurrencia con el artista local Antonio Piñeiro que lo hace con su obra Rostros. Es, una más de las actividades que puntualmente se dan con ocasión del hermanamiento que mantienen los dos núcleos de población que lo están como consecuencia de su especial relación con S. Torcuato.

En esta exposición fotográfica de Torcuato Fandila acompañada por primera vez de imágenes de Antonio Piñeiro, se pretende dar a conocer y mostrar la parte oculta de uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad y que no es otro que la catedral accitana así como las gárgolas del monasterio celanovense lo que la convierte en una muestra rara por sorpresiva e inusual, aunque muestre rostros extraños, curiosos, feos, grotescos que se utilizan como pretexto, para dejar pasar por ellos el agua de lluvia.

Esta será presentada de nuevo en Guadix como una exposición de ida y vuelta y se llevara a cabo en pocos días.

Deja un comentario