Esta mañana Adif, a través de la empresa Tragsa, ha reactivado las obras  de supresión del paso a nivel de Benalúa, correspondiente a la línea Linares-Almería.

López Calahorro ha destacado que esta actuación “supone de nuevo el cumplimiento de un compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez y del Ministerio de Fomento con la provincia de Granada”, puesto que la supresión del paso a nivel “se lleva pidiendo por los vecinos desde hace más de diez años y así se lo trasladamos al Ministerio de Fomento que, en un período muy corto de tiempo, ha reactivado las obras”.

Con una inversión de 954.959 euros, está previsto que las obras terminen en un plazo de cuatro meses. Las actuaciones, que comenzaron el 26 de noviembre, consisten en desbroces y movimientos de tierra; mejora de drenajes; aporte y construcción de capa de zahorra; ejecución de firme asfáltico mediante capa intermedia y de rodadura; colocación de señalización horizontal, vertical, balizamiento y barreras metálicas de seguridad; elementos de protección en estructura de paso superior; colocación de nuevo cerramiento de protección de la vía férrea; nuevas rotondas en intersecciones de inicio y fin de circunvalación y pequeñas reposiciones de servicios afectados y puesta en servicio de la pasarela peatonal.

La longitud de la nueva variante es de 1.095 metros y se ha diseñado con dos carriles de 3,5 metros y arcenes laterales de un metro de anchura. 

Deja un comentario