Guadix despidió anoche a José Heras, encargado de encarnar este año la figura del Cascamorras, con el tradicional acto de despedida que se realiza cada 5 de septiembre. Como es habitual, Cascamorras salió a las doce menos cuarto desde el Compás de Santo Domingo acompañado de diferentes autoridades y de numeroso público que lo acompañó hasta el Puente del Río Verde.

Allí se celebró la tradicional despedida con una jura de bandera y fuegos artificiales antes de su marcha hacia Baza, donde correrá hoy jueves 6 de septiembre con el encargo de recuperar la imagen de la Virgen de la Piedad llegando sin una mancha a la Iglesia de la Merced. Tras su presumible fracaso en esta empresa, Cascamorras volverá a Guadix el próximo domingo 9 de septiembre donde la ciudad le espera con los brazos abiertos y la voluntad de “recriminarle” su fracaso continuando con la tradición.

Deja un comentario