La tradicional Carretá que se celebra todos los años en Cogollos de Guadix, se ha visto este año alterada por el incendio de la leña que se había acumulado por los jóvenes del pueblo para su celebración.

En la noche del día 30, el carro que acopiaba la leña recogida por los mozos y que se iba a quemar el día siguiente fue incendiada de manera intencionada, por lo que  los vecinos de la localidad han tenido que recoger desde horas muy tempranas, un segundo carro de leña para poder despedir el año quemándola a media noche del 31 último día del año según la tradición, con lo que queman todo lo malo de ese año.

Al parecer tienen localizado al autor del mismo, habiendose hecho cargo de la investigación la Guardia Civil, y pese al mal trago pasado en la primera noche, de las tres que dura la fiesta, no ha conseguido que esta no se celebrara y los vecinos de Cogollos de Guadix han podido disfrutar de una fiesta única y que arrastra varios siglos de antigüedad.

Deja un comentario