Accitania, Guadix


El portavoz del Equipo de Gobierno Gómez Vidal, ha dedicado hoy su habitual comparecencia semanal ante los medios de comunicación a un asunto que considera de prioridad informativa en la ciudad: los devenires del proceso de apertura del Centro Deportivo Urbano, “que está siendo especialmente difícil”. Según ha informado, el pasado 25 de enero se recibía en el consistorio accitano una resolución de la consejería de Turismo y Deporte en la que se notifica al Ayuntamiento que tiene que devolver casi 300.000 euros (218.750 euros y 49.542’60 euros por intereses de demora) correspondientes al dinero que recibió de la Junta como anticipo sobre una subvención de 1.750.000 euros sobre la que también se perdió el derecho y que estaba condicionada a redactar el proyecto, realizar el acta de inicio y empezar la construcción. “Todo ello porque en 2012, 2013 y 2014, que no gobernábamos nosotros, no se cumplieron los plazos requeridos”, ha apuntado.

Gómez Vidal ha querido dejar claro que el suyo es un Gobierno “responsable y leal con los gobiernos anteriores”. No obstante, ha señalado que “algunas cosas hay que contarlas”, como es esta resolución a la que, cuando llegó al Ayuntamiento en 2014, “se le dio una patada hacia adelante”. “Ahora hay que hacer un esfuerzo para compensar el impacto de casi 300.000 euros”, ha añadido. Y ha asegurado que se trabajará con los técnicos municipales para ver cómo debe afrontarse esta resolución. “Haremos lo que tengamos que hacer para defender los intereses generales de la ciudad”, ha asegurado.

En palabras del portavoz, este tipo de situaciones son las que hacen que sea especialmente difícil el proceso de apertura de la piscina cubierta, un proceso en el que se han encontrado muchas piedras en el camino (como cambios normativos, la redacción de un nuevo estudio de viabilidad…). No obstante, ha asegurado que desde el Equipo de Gobierno se sigue trabajando por la apertura de la piscina y que se están elaborando los pliegos para garantizar la viabilidad del servicio. “Estamos en el ajuste de los pliegos de la contratación tras el cambio en la Ley en marzo del año pasado que permite un mayor número de años de contrato y da, por tanto, un mayor margen para la rentabilidad a las empresas que opten a la gestión”, ha explicado. Y ha recordado que la piscina está hecha y que “la ha hecho este Gobierno”. 

El portavoz ha concluido su intervención lamentando que no se hiciera en tiempo lo que se debió de hacer, de manera que se perdió la subvención de 1.750.000 euros de la Junta, a lo que hay que sumar ahora el reintegro de esos casi 300.000 euros del anticipo sobre la misma y los intereses por demora. Y ha manifestado que, en su opinión, el gravísimo error que se encuentra en la raíz de todo fue el cambio de ubicación (propuesta inicialmente junto a la pista de atletismo) y el hecho de que, en lugar de que la hiciera la Junta, la haya asumido el Ayuntamiento de Guadix (“pagar la piscina fue tremendo; hubo que pedir un préstamo de un millón de euros que pagaremos entre todos”). No obstante, ha finalizado insistiendo en que lo que importa a la ciudadanía es que la piscina se abra y que se está trabajando para ello a pesar de todas las dificultades.

Deja un comentario