El maravilloso entorno de las cuevas de Guadix volvió a convertirse este sábado en escenario de un inolvidable concierto en el que música y paisaje se fundieron para hacer de la velada un momento mágico. Se trata de la segunda vez que la propuesta “Flamenco y territorio” elige ese escenario para un concierto (la otra de las tres citas que lleva este ciclo tuvo lugar en el paraje conocido como el fin del mundo). Y de nuevo la iniciativa conquistó al público asistente con un maravilloso concierto de piano y flamenco que en este caso corrió a cargo de Alfonso Aroca.

Guadix y su entorno natural constituyen en sí mismos un escenario único. Y la propuesta “Flamenco y territorio” pretende poner en valor ese enorme potencial de un territorio que, además, pertenece al Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada. La iniciativa nació el año pasado con una actuación que tuvo lugar también en este incomparable marco del barrio de las Cuevas de Guadix y tuvo continuidad este verano con un nuevo concierto en el paraje conocido como el fin del mundo. La de este sábado, como las dos citas anteriores, volvió a repetir el éxito que va aparejado a esta propuesta que tiene vocación de continuidad. Organizada por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Guadix y se incluye en el circuito provincial es.flamenco de la Diputación de Granada.

 

Deja un comentario