La junta directiva de la asociación SOS Guadix ha sido recibida por la Subdelegada del Gobierno en Granada, a la que se le ha trasladado nuestra inquietud por lo ataques que está sufriendo el acuífero de la comarca y que se está manifestando en hechos muy graves como es la disminución de los caudales de los manantiales de aguas termales de Alicún, que suponen un ataque a una fuente de desarrollo sostenible y saludable, por prácticas agrícolas en su entorno mediante sondeos a grandes profundidades de las que se desconoce su autorización.

Otra de las inquietudes que hemos trasladado, tras el conocimiento de una reciente ponencia presentada en unas jornadas sobre el agua en Huelva, en donde los responsables de Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ante la evidencia de la sobreexplotalción del acuífero Huéneja-La Calahorra y el contiguo de la provincia de Almería, estén planteando la recarga de ambos acuíferos, con aguas procedentes del acuífero de Guadix, suponemos que para seguir sosteniendounas explotaciones agrícolas depredadoras de un recurso tan cnecesario y limitado como es el agua, poniendo en riesgo los cultivos y la vida de todos los pueblos de la comarca d eGuadix. Así mismo, hemos solicitado por su intermediación una entrevista con el presidente de la Confederación para hacerle  partícipe de la problemática de las aguas den la comarca.

Nos preguntamos: ¿La disminución de caudales milenarios como el de Alicún y la desecación de nacimientos como el de Belerda, entre otros, no suponen un atentado contra nuestro Geoparque?

Deja una respuesta