Medio centenar de mujeres de la comarca de Guadix han elaborado más de 2.000 equipos de protección para sanitarios destinados a consultorios médicos de la Zona Básica de Salud que comprende desde Gorafe hasta Charches o Iznalloz, a las residencias de la zona (San Cayetano, Santa Teresa de Jornet, Asociación San José y FOAM), a todos y cada unos de los hogares de usuarios de ayuda a domicilio en Cogollos, Albuñán, Valle del Zalabí y Guadix, a personal de ambulancias y a los Hospitales de Guadix y Virgen de las Nieves. Una labor que continúa, que sigue necesitando de nuevos colaboradores y que próximamente recibirá material para fabricar 6.000 mascarillas higiénicas para costureras, familias y pueblos de la comarca.

En ese medio centenar de mujeres que ahora mismo participan en la iniciativa se integran Costurero Mari Gracia, Lanas Anita, mujeres voluntarias de la Asociación Española Contra el Cáncer de Guadix, Acciasistencia SCA, Asociación San José y dos enfermeras. Eso sólo en Guadix, porque en Alcudia están trabajando 10 costureras, en Benalúa 20 y en Jérez del Marquesado 7 más. Sin olvidar que cada día se van sumando nuevas colaboraciones y que para la distribución y el reparto del material elaborado se cuenta con el apoyo de Protección Civil en un trabajo coordinado por una enfermera del Centro de Salud accitano. En total, más de 500 personas (en su gran mayoría mujeres) de toda la provincia están implicadas en esta actividad solidaria que surgió de la asociación Marchando por Alhama con el fin de confeccionar y proporcionar material de protección para sanitarios y aquellas personas más expuestas al virus Covid-19. 

Desde los primeros 500 patrones cortados recibidos en nuestra comarca el pasado 30 de marzo desde el taller de RosaPeula se han ido dando varios pasos. De hecho, el material que se cortaba manualmente en casa se agotó en Guadix y se ha podido continuar gracias a la solidaridad de Boniplast que no ha dudado en donar plástico para continuar elaborando estos equipamientos, lo que ha multiplicado la capacidad de producción en la comarca.

La iniciativa creció tanto y tan rápido que pronto faltaron mesas de corte para poder sacar las piezas y mantener un volumen de producción diario elevado. Se hizo un llamamiento a través de Ideal al que no dudó en responder Juan Pedro García Caballero ofreciendo su taller de Loja, desde el que han llegado ya a Guadix 900 patrones de batas y patucos. 

No son equipos homologados, pero sí constituyen una alternativa digna a las bolsas de basura. Además, en su diseño y confección se ha contado siempre con la dirección de enfermeras de la provincia y la Plataforma Logística del SAS en Granada ha otorgado el visto bueno para la entrega de los equipos.

En estos días en los que tan necesario es trabajar codo con codo para llegar a cubrir necesidades que otros no cubren, nos topamos por tanto con una realidad derivada de la cultura del patriarcado: las mujeres saben bien lo que es el trabajo en red, porque están acostumbradas a apoyarse unas a otras en los ámbitos más diversos. Eso que técnicamente se conoce como sororidad y que no es más que el reflejo de una forma de entender la vida a la largo de la historia que siempre resulta de gran utilidad en situaciones de crisis como la actual pandemia del coronavirus. 

Es algo que queda de manifiesto en esta iniciativa surgida inicialmente en Alhama pero que no tardó en extenderse a toda la provincia, también a nuestra comarca. En la base se encuentra una actividad tradicionalmente considerada femenina: la costura. Cuando el conocimiento y la formación estaban vedadas a las mujeres, las labores del hogar y las relacionadas con el mismo eran lo máximo a lo que podían acceder. En principio para elaborar cosas tan domésticas como el ajuar, aunque a lo largo de la historia tenemos muchos ejemplos de la fuerza reivindicativa que pueden tener aguja e hilo (recordemos, sin ir más lejos, la historia de Mariana Pineda, denunciada por haber bordado en una bandera la leyenda “Ley, Libertad, Igualdad” y acusada de pertenecer a una conspiración liberal).

Si a todo esto sumamos la larga experiencia de la población femenina en cuidados a los demás, obtenemos como resultado una iniciativa tan maravillosa como la que se encuentra en marcha estos días.

Siguen haciendo falta manos y ganas de coser, además de mesas de corte y todo lo que pueda servir para mantener a pleno rendimiento esta actividad solidaria. Los interesados en tener más información y sumarse a la iniciativa pueden consultar este enlace:

https://costurerascovidcomarcadeguadix.blogspot.com/2020/04/costureras-de-la-comarca-de-guadix.html

Estas son las voluntarias que trabajan altruistamente….
Asi lo agradecen los colectivos que los reciben….

Deja una respuesta