Por Leovigildo Gómez Amezcua. 

 

Me refiero al que existe entre la calle de San Miguel y la de Manuel de Falla. El cruce de ambas por la Avenida Mariana Pineda es utilizado con gran intensidad cada día, especialmente en sentido ascendente, porque es el paso obligado de personas que pasan de la parte baja a la alta de nuestra ciudad. Por él transitan muchos niños y adolescentes que se dirigen a colegios e institutos de gran importancia y alta matriculación. Pues bien, ese cruce está regulado por un semáforo que dura exactamente 15 segundos. ¿Qué ocurre? -Que en la hora de entrada o salida de tales centros docentes se producen situaciones de gran peligro por el intenso tráfico rodado que hay.

La solución es bien sencilla: corregir el citado semáforo alargando la duración de este paso hasta el doble, por lo menos, de la actual.  Esto es responsabilidad de la autoridad local. Y no creo que eso entrañe una dificultad ni suponga un problema para los conductores. Aunque para éstos significara un pequeño retraso en su camino, hemos de pensar que, frente a la prisa de ellos, debe preferirse la defensa de la vida de los transeúntes. ¿O tendremos que esperara que ocurra un accidente mortal en dicho cruce para solucionar este problema?

 

Deja una respuesta