Un acuerdo entre la Diputación y la Universidad de Granada, que ha sido renovado para el año 2021, permite que las personas en riesgo de exclusión de la provincia tengan acceso a tratamiento odontológico gratuito. 

Este convenio, suscrito entre la Delegación de Bienestar Social y el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión, a través de la Facultad de Odontología, se desarrolla desde el curso 2016-2017 y garantiza esta prestación a las personas en situación de especial necesidad y vulnerabilidad. 

La Diputación de Granada sufraga el gasto de tratamientos, hasta un importe máximo anual de 18.000 euros, que no están incluidos en la atención odontológica que presta la Seguridad Social. 

Este programa de atención odontológica se realiza por el profesorado y estudiantes en prácticas de la facultad, sobre todo a menores y personas adultas que son derivadas por la red de Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación de Granada desde los municipios menores de 20.000 habitantes de la provincia. Hasta el momento, 220 personas han recibido este tipo de atención.

Una vez derivados por los Servicios Sociales, desde el Servicio de Admisión de la Facultad, se les facilita una cita para acudir a la facultad y someterse a una evaluación de las necesidades terapéuticas para derivarlos a la unidad docente o servicio correspondiente.

Los tratamientos protésicos excluidos son los implantes, las prótesis fijas, prótesis sobre implantes, ortodoncia fija y tratamientos protésicos de estética.

Además, de forma complementaria, se desarrolla un programa de actuaciones dirigidas específicamente a personas mayores de 65 años, propuestas por los Servicios Sociales Comunitarios, que incluye actuaciones como: exploración, evaluación de necesidades dentales y detección de lesiones orales susceptibles de intervención inmediata, limpiezas de dientes y prótesis dentales con ultrasonidos, instrucción en higiene oral a las personas usuarias, o familiares que supervisen el cuidado general de la persona, obturaciones de piezas cariadas en aquellos casos particulares en los que la intervención no suponga riesgo alguno para el paciente, y ajuste o reparación de prótesis dentales deterioradas.

Deja una respuesta