Este pasado domingo cerraba la piscina municipal después de un verano donde han sido cientos las personas que han pasado por unas instalaciones donde las medidas de seguridad sanitarias frente al Covid-19 han sido todo un ejemplo. 

Por ello el concejal de Deportes, Jesús Samaniego, quiere agradecer la labor realizada por los trabajadores de la piscina (socorristas, porteros, personal de mantenimiento y el técnico municipal) y el respeto de los usuarios a las normas sanitarias establecidas en un año marcado por la pandemia del Covid-19. 

Deja un comentario