Las obras que han dado comienzo en el barrio latino y con el inicio de las excavaciones han dejado al descubierto una parte de la muralla de la que ya existen numerosos paños a la vista en esa zona de la ciudad, descubriéndose una de las puertas que se abrían a los arrabales y extramuros.

Al parecer la puerta que se ha descubierto es la llamada puerta de Paulenca que es la que conectaba la madina con el Arrabal del Almoreja, situada entre los alrededores de Santo Domingo y la carrera de las Cruces, esta era la última puerta de esta zona oeste de la muralla.

Toda la zona tiene un gran potencial histórico y arqueológico conservándose una buena parte de la zona amurallada, aunque con numerosas viviendas construidas sobre algunos torreones y sobre la propia muralla, habiendo quedado una de sus partes destruida en una desafortunada actuación especulativa en los años 80 que quedó paralizada y sin consolidar su construcción.

En más de una ocasión se ha planteado realizar una operación atrevida para poner en valor una parte de la ciudad que se añadiría al valor que dentro de, esperemos no mucho tiempo, puede tener la alcazaba si su recuperación continuara avanzando en cuanto a las inversiones y poder disfrutarla como uno de los monumentos más importantes de la ciudad.

Esta puerta aparecida en la zona del almorejo, es necesario recuperarla para poder iniciar algo tan necesario como delimitar la antigua ciudad amurallada, y ahora es el momento, la Delegación de Cultura tiene la última palabra.

La intención municipal, según nos ha manifestado el alcalde de Guadix y su concejal de urbanismo a pregunta de este medio, ha sido que, van a hacer todo lo posible para que se conserve y se pueda poner en valor para visita de todos, pero que la solución han de darla desde la Delegación de cultura. Solo esperamos que el buen estado de sus paños y el valor que tiene el hallazgo hagan que otra parte de la ciudad medieval, pueda ser contemplada por residentes y visitantes.

Deja un comentario