La Diputación de Granada y la Asociación Granadina de Emigrantes y Retornados (AGER) han firmado hoy un acuerdo para prestar un nuevo servicio especializado a las personas emigrantes y retornadas de toda la provincia, asesoramiento y atención presencial a profesionales de servicios sociales e interpretación de documentos en otros idiomas, a través de la red de Centros de Servicios Sociales Comunitarios de la institución provincial.

La presidenta de la Asociación Granadina de Emigrantes y Retornados, María José Hueltes, ha indicado que “la mayoría de nuestro colectivo, alrededor del 78%, procede de los municipios de la provincia de Granada y al ser de una edad avanzada tienen serias dificultades para desplazarse a nuestra sede de Granada capital”. 

El acuerdo permite que durante todo el año 2019 técnicos y voluntarios de AGER puedan desplazarse a los 14 Centros de Servicios Sociales Comunitarios de la provincia para ofrecer una atención especializada a la población emigrante retornada en asuntos relacionados con el asesoramiento y la ayuda en la reclamación de sus derechos socio-económicos, información sobre trámites previos y posteriores al retorno, confección de cartas, traducción de documentos, así como otras que se puedan dar, como funcionamiento y organización de la Administración y el mercado laboral, así como, ayuda en los trámites de convalidación de sus estudios y elaboración de currículo. 

Para facilitar el funcionamiento, se establecerá un calendario para la atención presencial de los técnicos y técnicas de dicha asociación a la ciudadanía y a los técnicos de Servicios Sociales Comunitarios en todos los Centros. Fuera de esos días, se prestará atención telefónica y vía correo electrónico.

La provincia de Granada ha registrado un retorno paulatino desde 2008 de casi 6.000 personas, que se suman a los retornos masivos de los años 80 y 90. La población emigrante retornada que vive en la provincia es un sector de población con necesidades específicas, normalmente ubicados en sus localidades rurales de origen, previo a la emigración, y, en un 85% aproximadamente, son mayores de 50 años. 

                                             Nota de prensa

Deja una respuesta