La Diputación de Granada ha concedido más de 300 ayudas a familias con dificultades de la provincia desde que se decretó el estado de alarma por la crisis del Covid-19 y comenzó el confinamiento el pasado 15 de marzo. Esta misma semana se han concedido 96 nuevas ayudas, con una inversión de 122.717 euros, que junto al resto de ayudas familiares suman un total de 385.181 euros distribuidos en 311 ayudas de distinto tipo. Más de 1.000 personas se benefician de estas ayudas.

La diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, ha explicado que existen dos tipos de ayudas: Ayudas económicas familiares (forman parte de Programa de Intervención Familiar) que van dirigidas a familias con menores, para cubrir sus necesidades básicas, y las ayudas de emergencia social.

Estas últimas, ha detallado la diputada, cubren por ejemplo: los gastos relativos a las necesidades primarias, gastos derivados de situaciones de violencia de género, como desplazamientos o realojo urgente, gastos de suministros básicos de electricidad, gas y agua en hogares vulnerables. También cubren gastos derivados de la pérdida de alojamiento por accidentes o desastres naturales, así como del realojo temporal por desahucio o ingreso urgente en centros terapéuticos o residenciales. 

Por otro lado, según ha señalado De la Rosa, la Diputación concede otro tipo de ayuda, que es gestionada junto a los ayuntamientos de la provincia. Se trata del “Programa extraordinario de apoyo económico a los municipios para cubrir necesidades de urgencia social a la ciudadanía”, que se pone en marcha en los municipios de menos de 20.000 habitantes, y que se tramita a través de la red de Servicios Sociales de la Diputación.

El programa está centrado en cubrir necesidades básicas de subsistencia, alimentación, higiene, vestido y también las vinculadas con la salud que no están cubiertas por el sistema sanitario público como audífonos, atención bucodental o algunas medicinas. Igualmente, el programa atiende necesidades relacionadas con el alojamiento y la vivienda habitual, ayudas al alquiler y suministros básicos.

Para la puesta en marcha de esta iniciativa, la Diputación va a transferir de forma inminente 805.000 euros a los ayuntamientos que, por su parte, aportan un total de 205.000 euros a esta iniciativa. La inversión total asciende a 1.010.000 euros.

Deja una respuesta