La Diputación de Granada, a través del área de Bienestar Social, ha establecido el seguimiento telefónico de las personas mayores usuarias de la Ayuda a Domicilio para mantener y reorganizar el servicio en todos los municipios y poder atender con urgencia todas las situaciones que se vayan presentando con respecto a las personas más vulnerables mientras continúe la crisis sanitaria.

La institución ha enviado a los profesionales de servicios sociales comunitarios de la provincia indicaciones para mantener y reforzar el servicio que se presta, fundamentalmente, a personas mayores. Se trata, de conocer la situación del servicio de Ayuda a Domicilio en todos los municipios, es decir, para saber si hay alguna suspensión temporal del servicios, si se ha reorganizado o si se presta con normalidad y sin ninguna incidencia. También se pretende registrar si los ayuntamientos han establecido algún servicio complementario, como compras o comidas a domicilio y si se atiende a personas vulnerables, bien con personal del ayuntamiento, con asociaciones o con voluntarios.

Además, se han enviado a los centros de Servicios Sociales Comunitarios nuevas indicaciones técnicas para la prestación urgente del servicio de ayuda a domicilio, dada la evolución de la situación. Destaca, como novedad, que se introducen medidas para mejorar la coordinación con la Junta de Andalucía, con el objetivo de identificar los casos urgentes en los que se detecta desprotección y desamparo. 

En el marco de estas indicaciones, también se recomienda a los ayuntamientos que se provean de bolsas de trabajo para la contratación de auxiliares de ayuda a domicilio por si fuera necesario, y trabajar en la detección de posibles necesidades de personas en riesgo o desamparo.

Deja una respuesta