El pleno de la Diputación de Granada ha aprobado hoy la liquidación de una deuda que la institución provincial arrastraba desde el año 2013, cuando el gobierno provincial del PP disolvió el Consorcio Provincial de Residuos Sólidos, y dejó pendiente una deuda de más de 12 millones de euros con la empresa que gestionaba el contrato del Plan Director de Escombros y restos de obras de la provincia.

Por la incidencia de esa deuda, fundamentalmente, el pleno de la Diputación ha aprobado hoy, en sesión extraordinaria, el Plan Económico Financiero 2019-2020 para reequilibrar la regla de gasto.

El portavoz del gobierno provincial, Pedro Fernández, ha criticado la pésima gestión realizada por el PP en el año 2013, cuando asumió el total de una deuda, en lugar de repartirla entre los entes consorciados, que eran los ayuntamientos, pero la guardó en un cajón y jamás la liquidó”.   

Deja un comentario