La Diputación de Granada ha registrado un incremento del servicio de ayuda a domicilio a lo largo del año 2020, en los municipios menores de 20.000 habitantes, de 1.088 nuevos usuarios, que han supuesto 33.532 horas mensuales más de atención. Este incremento supone una inversión de 436.000 euros que se ha traducido en la creación de 30 nuevos puestos de trabajo de auxiliares de ayuda a domicilio en los municipios.

La Diputación Provincial de Granada, junto con los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes de la provincia viene prestando el servicio de ayuda a domicilio como prestación básica de servicios sociales desde 1.990 con un presupuesto previsto para 2020 de cerca de 42 millones de euros, de los que casi 40 millones son para atender usuarios derivados de la Ley de Dependencia (Junta de Andalucía) y 2 millones para prestación básica.

Actualmente se atienden a cerca de 8.000 personas, con 280.000 horas mensuales de atención, y da trabajo directo a más 2.400 auxiliares de ayuda a domicilio, siendo más del 90% mujeres. “Este servicio se ha convertido en uno de los principales yacimientos de empleo en los municipios y ayuda a fijar la población en el ámbito rural con lo que es un servicio básico para evitar el despoblamiento”, ha subrayado la diputada.

A través de la Red de Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación de Granada y de los municipios menores de 20.000 habitantes, se atienden a un total de 208 núcleos de población diseminados por la provincia. La Diputación Provincial de Granada, junto con los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes de la provincia viene prestando el servicio de ayuda a domicilio como prestación básica de servicios sociales desde 1.990. La Diputación, es la encargada de realizar todos los trámites necesarios para la gestión y prestación del servicio, además de las labores de tramitación, intervención, coordinación, seguimiento, evaluación, fiscalización y control del servicio para que este sea eficaz y de calidad en todos los municipios de la provincia.

A partir de 2007, con la puesta en marcha de la Ley de Dependencia, se presta el servicio de ayuda a domicilio a todas las personas que lo tienen prescrito a través del reconocimiento del derecho subjetivo avalado por dicha ley. 

El servicio que se presta es igual, por cualquiera de las dos vías de acceso; la diferencia viene marcada por las vías de financiación. El primero se financia por la Diputación de Granada y los ayuntamientos, y el segundo se financia con las aportaciones de la Junta de Andalucía y el Gobierno Central.  En ambos casos se contempla un copago por parte de las personas usuarias en función de su renta. En cualquier caso, más del 90% de los usuarios y usuarias no tienen que pagar nada. 

                

Deja un comentario