La Diputación de Granada ha decidido dejar en suspenso la recaudación de las tasas municipales e impuestos de vehículos de todos los ayuntamientos de la provincia que han delegado su cobro en el Servicio Provincial Tributario (más de 160 municipios). Se trata de una medida de ayuda motivada por la crisis sanitaria derivada del coronavirus y los efectos económicos del estado de alarma en España. Estas tasas son correspondientes al segundo periodo de pago de abril y mayo. El pago, por tanto, se traslada inicialmente al tercer periodo, que comienza en julio.

Igualmente, se ha decidido suspender todas las gestiones administrativas del periodo ejecutivo o que tengan procedimiento de apremio. Por tanto, se paralizan todos los procedimientos de embargo por impago, quedando así libres las cuentas embargadas mientras dure el estado de Alarma. Esta medida afecta a todos los municipios de la provincia.

Por último, todos los plazos están interrumpidos, pero los medios telemáticos del Servicio Provincial Tributario están plenamente disponibles, así como la atención telefónica, para información o gestión de urgencias o incidencias. 

Deja una respuesta