Una vez decretado el estado de alarma en todo el país, los diputados y diputadas del gobierno provincial se han reunido esta mañana en la sede de la institución para coordinar las medidas en todas las áreas de gestión y, especialmente, en las que están consideradas esenciales.

El presidente, José Entrena, ha destacado, en primer lugar, la necesidad de minimizar los riesgos de los trabajadores de la institución, tanto de los que prestan servicio en las residencias, como los de la sede central y otros espacios públicos dependientes de la Diputación.  Ha insistido en la importancia de mantener activos los servicios de asistencia técnica a los municipios, sobre todo, a los de pequeño tamaño, que siguen necesitando asesoramiento y que realizan consultas de todo tipo. Entrena ha dado instrucciones para que en cada área y cada sección haya al menos un responsable que dé respuesta a esas necesidades de los ayuntamientos o de los ciudadanos.

El gobierno provincial también ha garantizado el normal funcionamiento de sus centros asistenciales, tanto en Armilla (La Milagrosa y Reina Sofía), como en Huéscar (Rodríguez Penalva). Todas las prestaciones sociales que dependen de la Diputación y que afectan a personas mayores, discapacitadas y en situación de vulnerabilidad, están aseguradas.

En la reunión también se ha abordado la organización del trabajo y los turnos en cada área, de manera que la gestión no se detenga, que se recurra al teletrabajo en todas las áreas en las que sea posible, aunque todos permanecerán localizables y se incorporarán si así se les requiere.

Las actividades en las áreas de Obras y Medio Ambiente se mantienen, aunque se extremarán las precauciones.

Por otro lado, se han suspendido los plenos y comisiones informativas, así como todas las actividades protocolarias e institucionales del equipo de gobierno, los permisos y vacaciones de bomberos de la Agencia Provincial de Extinción de Incendios, y se refuerzan los turnos y desde el área de Administración Electrónica, se está trabajando para habilitar el soporte técnico que permita ampliar el número de empleados que pueden acceder al teletrabajo y mejorar así el servicio que prestan, a la vez que se minimiza el riesgo de contagio.

En lo que se refiere a los Servicios Sociales Comunitarios y al Centro Provincial de Drogodependencias, que prestan servicios directos a la población, se está priorizando la atención telefónica y telemática, igual que en el Servicio Provincial de Recaudación.

Deja una respuesta