En la misa que tenía lugar ayer por la tarde en la Catedral de Guadix con motivo del inicio de la septena en honor a la Virgen de las Angustias y presidida por obispo de Guadix, Francisco Jesús Orozco, el alcalde accitano, Jesús Lorente, ofreció como ofrenda el Bastón de Mando de la ciudad, que portará la Virgen hasta que termine la procesión del próximo domingo cuando vuelva a su templo desde la Catedral. En el mismo acto los concejales más jóvenes como representantes de la corporación realizaron una ofrenda floral a la Virgen.

En su homilía el obispo recordó a los munícipes su condición de servidores públicos, pidiendo a la Virgen que les guie en la lucha por los intereses de los accitanos y accitanas, la prioridad fundamental que deben tener.

Deja una respuesta