Esta tarde tal y como estaba convocado se ha realizado un acto reivindicativo de la educación artística desde el punto de vista del “graffiti” y lo hacían una buena cantidad de personas, frente a la pared que soportara el mural con pinturas graffietras” desaparecidas por obra y gracia de la desidia tanto de la concejala de Obras y Mantenimiento como de la concejalía de Cultura de la cual este colectivo todavía está esperando al menos un pronunciamiento por entender que afecta expresamente a su supuesta competencia.

La lectura de un manifiesto reivindicativo leído por una mujer dió paso a la realización de una fotografía colectiva promovida por una fotógrafa local Nana Parra que ha pensado en grabar y dejar constancia a su manera de esta jornada reivindicativa que ha servido para reunir a un buen puñado de entusiastas de la cultura urbana todos debidamente protegidos siguiendo las normas antiCovid-19.

Deja un comentario