Desde hoy, el alcalde Jesus Lorente ha tomado la decisión de enviar a su casa a todos los funcionarios municipales que hasta ahora venían desempeñando tareas de trabajo y logística en el edificio consistorial. La orden se hará efectiva a partir de mañana en la que al parecer solo irán a trabajar al ayuntamiento el servicio informático para garantizar el teletrabajo de los funcionarios municipales en sus casas, y un policía local en el cuerpo de guardia del edificio. Posiblemente, según evolucione la situación se tendrá que llevar a cabo incluso, el pleno municipal de forma telemática o por videoconferencia. 

Deja un comentario