En la tarde de ayer teníamos conocimiento de la no renovación de la que hasta ahora ha sido la responsable de prensa, y de relaciones con los medios Pilar Molero en el Ayuntamiento de Guadix, aunque según las últimas convocatorias enviadas hace varios días desde el consistorio ya no aparecía dicho gabinete en las comunicaciones y algo se sospechaba.

La corporación municipal ha estimado oportuno prescindir de sus servicios que ha venido desempeñando durante más de 17 años con distintas corporaciones locales.

La corporación local con su nuevo alcalde Jesus Lorente a la cabeza que convoca y entrega todos los años los premios de periodismo Pedro Antonio de Alarcón y ciudad de Guadix ha decidido no renovar en su puesto a la responsable de prensa, comunicación y relación con los medios del ayuntamiento de Guadix.

Nos resulta cuando menos chocante, dada la enorme profesionalidad con la que Pilar Molero se ha venido conduciendo y demostrando su capacidad para llevar a cabo su tarea, que su trabajo se podía y se puede hacer desde una perspectiva  meramente institucional, con integridad y vocación de servicio público, además siendo siempre la cara amable con todos los visitantes que se iban encantados del trato que les dispensaba.

Reconocemos que al ser un puesto de libre designación es potestad del alcalde o de la corporación local el mantenerlo pero nos llama la atención que el puesto de un profesional del periodismo para realizar tareas de periodismo se haya entregado, por ahora, a un funcionario municipal que no es profesional del periodismo sino que para colmo firma su primera nota de prensa con el título de Dr, ya que es doctor en nutrición de titulación.

Por lo que hemos visto la política no entiende de profesionales ni de profesionalismo, ni de personas con amor a su profesión. ¿Dónde queda el respeto por los medios, por los conocimientos, por la ética profesional o esto es producto condicionado bien de los pactos con su socio de gobierno o es que está preparando un nuevo puesto para alguien de su confianza?.

Ciertamente que estaremos pendientes de los nuevos liberados o de las triquiñuelas que se vayan a producir en el Ayuntamiento de Guadix para poder despejar la incógnita que nos permita entender tanto este nombramiento de alguien sin la capacitación profesional para desempeñar ese puesto, como el hecho de que tras pasar por lo menos dos semanas desde su toma de posesión fuera ayer cuando se recibiera en los medios la primera nota de prensa de esta corporación y no haya tenido tiempo aun de cambiar la página web de la corporación en la que todavía aparece la anterior corporación municipal.

Se nos antoja que hay mucha “profesionalidad” en el responsable de medios de comunicación y de prensa del ayuntamiento de Guadix y también en quien haya tomado la decisión de prescindir de los servicios de Pilar Molero, porque nos cuesta trabajo entender que haya sido decisión del primer edil que con sus signos de coherencia lo haya realizado.

Deja una respuesta