El Centro José Guerrero, en colaboración con l’Institut Mémoires de l’édition Contemporaine (IMEC) acoge desde hoy la exposición “En el sur tan distante”, que recoge las fotografías más representativa de la carrera de Gisèle Freund, fotógrafa alemana y de religión judía, que tuvo que exiliarse a Latinoamérica, donde se codeó fotografió a ilustres intelectuales de la época. Se podrá visitar desde el 10 septiembre hasta el 28 de noviembre en horario de mañana y tarde.

La presentación de la exposición ha tenido lugar en el Centro José Guerrero, donde han acudido la vicepresidenta primer Fátima Gómez, el comisario de la exposición, Juan Álvarez, y el miembro de la comisión asesora del Centro José Guerrero, Juan Manuel Bonet.

Tal y como han explicado, en esta muestra los visitantes podrán comprobar en primera persona el estilo de la artista alemana, que se centra en el retrato de escritores y escritoras de la época, como Victoria Ocampo, Jorge Luis Borges o Pablo Neruda, a los que captura con la presencia de libros, que acompañan a las fotografías en la exposición.

Foto. R. Martínez

Por su parte, Álvarez, que tuvo la oportunidad de conocerla en persona en la década de los 90 y pudo entrevistarla, ha subrayado que es “como abrir una caja de pandora”, ya que se conoce a Gisèle por ser fotógrafa de escritores en París, pero durante su exilio en América Latina ha dejado grandes obras. “Hemos podido abordar lo que sería un adelanto de ese universo latinoamericano de Freund con una coherencia que se puede  ver y, en particular, en esta exposición, podemos ver sus escalas de su exilio y de su grupo cercano de intelectuales”, ha apuntado.

Giséle Freund nació en 1908 en Berlín (Alemania) en una familia acomodada de origen judío. A sus 15 años recibió su primera cámara de fotos, que acabaría siendo su herramienta de trabajo. Estudió sociología entre su país natal y Francia, donde se mudó tras la llegada de Hitler al poder, para posteriormente marcharse a Latinoamérica. Allí vivió en Argentina, Uruguay y México. Ha sido una referente de la fotografía de retrato desde sus inicios, además de dejar obras escritas de su trabajo que han sido referencia para los fotógrafos desde entonces. Ha recibido galardones como el premio de cultura de la Asociación Alemana de fotografía o el Gran Premio de las Artes del Ministerio de Cultura francés. Murió en París en el año 2000 tras un ataque al corazón.

Deja una respuesta