El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández, ha presidido hoy el acto de lectura de la Declaración Institucional del Gobierno de España con motivo de la conmemoración del Día Nacional del Orgullo LGTBIQ, que ha corrido a cargo de Carmen Hierbabuena, al que han asistido representantes de los colectivos y que se ha celebrado en la plaza de España.

Fernández ha destacado precisamente la simbología de que, por primera vez, la bandera arcoíris ondee en la Plaza de España, “la plaza de todos los españoles, sede de la Delegación del Gobierno” y ha señalado que “las instituciones que antes de la muerte del dictador reprimían y perseguían al movimiento LGTBIQ, hoy son que las que los acogen y se transforman en garantía del ejercicio de sus derechos”. 

Igualmente ha recordado la obligación de seguir preservando la libertad y el respeto a la diversidad “frente a quienes quieren una España en blanco y negro” y ha pedido que “no se convierta en una pelea ideológica sino en el reconocimiento de la libertad y de la igualdad y, por tanto, la defensa de la democracia”. 

Por último ha puesto en valor el esfuerzo de quienes “pioneros” lucharon por llegar hasta aquí y ha agradecido la asistencia de la entidades y asociaciones presentes, entre las que se encontraban la Asociación Adriano Antinoo; Cultura con Orgullo; Asociación Defrente; Andalucía LGBT; Fundación Triángulo; Togayther; Pasaje Begoña; Gaylespol; Adhara; Almensiris; Gines por la Diversidad y Ata, además de representantes políticos, sindicales e institucionales entre los que se contaban los subdelegados del Gobierno de Cádiz y Jaén, José Pacheco y Catalina Madueño respectivamente; el delegado territorial de Igualdad de la Junta de Andalucía en Sevilla, Joaquín Pérez y la delegada de Educación del Ayuntamiento de Sevilla, María Luisa Gómez.

El acto ha estado conducido por el presentador Juan Carlos Roldán, quien ha puesto de relieve la importancia, -cuando se cumplen 50 años de los disturbios de Stonewall-, de que eventos como éstos “no se tengan ya que celebrar en la clandestinidad”, pero también la necesidad de seguir celebrándolos “para apoyar a las personas que se encuentran en situaciones vulnerables”.

Se enmarca dentro de las actividades de la Semana Oficial del Orgullo 2019 que se celebra hasta el 7 de julio a las que, por primera vez, se ha sumado la Delegación del Gobierno de España en Andalucía con el izado de banderas arcoíris en las torres de la Plaza de España.

Deja una respuesta