El Gobierno de España distribuirá en Granada más de 733 toneladas de alimentos correspondientes a la tercera y última fase del Programa 2020 de ayuda alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que distribuirán Banco de Alimentos y Cruz Roja entre 33.010 personas (yo quitaría este término: en riesgo de exclusión en la provincia) desfavorecidas que acuden a las Organizaciones Asociadas de Reparto (OAR) autorizadas para participar en el programa de ayuda alimentaria. 

Se trata de la tercera remesa de alimentos del Programa 2020 recibida en Granada tras la primera entrega del mes de junio, que alcanzó las 560 toneladas y la segunda, en octubre de 811 toneladas, con lo que en este programa de 2020 se habrán repartido más de 2.000 toneladas de alimentos entre las personas más vulnerables de la provincia.

El Programa 2020, que ha supuesto la adquisición de alimentos a través de un proceso de licitación pública por más de 87 millones de euros, está cofinanciado en un 85% por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD) y en un 15 % por el presupuesto nacional. 

En Granada, el Banco de Alimentos de Granada y Cruz Roja son los dos centros de almacenamiento y distribución encargados de distribuir los alimentos entre las organizaciones asociadas de reparto autorizadas – en el caso de la provincia 137- para que, a su vez, los entreguen gratuitamente a las personas más desfavorecidas. Cesta de alimentos

El Programa incluye alimentos básicos de la cesta de la compra “de fácil transporte y almacenamiento. Son poco perecederos y las personas beneficiarias pueden preparar fácilmente una comida completa para una persona o una familia con varios miembros”. 

La cesta de alimentos adquiridos incluye arroz, alubias cocidas, leche entera UHT, aceite de oliva, atún en conserva, sardina en conserva, conserva de carne (magro), pasta alimenticia, tomate frito, galletas, macedonia de verduras, fruta en conserva, batidos de chocolate y tarritos infantiles de fruta y de pollo. Se trata de alimentos de carácter básico, variados, nutritivos, poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento. 

La actuación se desarrolla con el objetivo de cubrir las necesidades de individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, así como de aquellas personas sin hogar y otras en situación de especial vulnerabilidad social y consiste en el reparto de lotes de productos o de comidas preparadas para consumo en comedores sociales, casas de acogida, residencia de ancianos, apoyo a menores, guarderías, apoyo contra adicciones y comunidades religiosas. 

Deja una respuesta