El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández, ha visitado hoy las obras que ejecuta la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para la impermeabilización de la ladera de la margen izquierda del embalse de Negratín, en el municipio de Freila (Granada), unos trabajos que cuentan con un presupuesto de adjudicación de 4,37 millones de euros y que se unen a otros 5,33 millones para obras de mejoras, en diferentes estado de tramitación, previstas por el Estado en infraestructuras hidráulicas en el norte de la provincia granadina y en Jaén, lo que suma entorno a los 10 millones de euros.

Fernández ha subrayado que estas actuaciones responden a la política de gestión de agua plasmada en la revisión del Plan Hidrológico del Guadalquivir para el horizonte 2022-2027, actualmente en consulta pública y destinado a alcanzar una gestión eficiente del agua, en línea con el Pacto Verde Europeo y con los objetivos de adaptación al cambio climático.

Los trabajos, que cuentan con un plazo de ejecución de 30 meses y que comenzaron en abril, permitirán resolver las filtraciones que actualmente sufre la infraestructura y aprovechar así íntegramente el agua embalsada. Con una inversión de 4,37 millones de euros, estas obras –que ejecuta el organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO)– están orientadas a resolver las filtraciones que actualmente sufre la infraestructura con el fin de aprovechar íntegramente el agua embalsada en la presa.

Desde finales de los años 90 diversos estudios alertaron de filtraciones en el embalse del Negratín, para lo que se acometieron actuaciones de impermeabilización en los años 1997 y 1998 para mermar estas afecciones. A pesar de ello, estas anomalías, que se incrementan cuanto mayor es el nivel de agua que presenta el embalse, no lograron resolverse íntegramente, una situación que ha perdurado hasta la actualidad y por lo que el actual equipo de la Confederación, en coordinación con la Subdelegación del Gobierno en Granada, ha impulsado la ejecución de las obras para garantizar el aprovechamiento de esta reserva hidráulica. 

Entre otros trabajos, se ha proyectado la sustitución de la pantalla de inyecciones por una de hormigón armado, así como la ejecución de una pantalla de drenaje e impermeabilización para dar solución definitiva a las filtraciones que se producen. 

Con estas obras, la CHG evitará que se puedan originar fenómenos de erosión interna e inestabilidad que puedan afectar de forma directa a la seguridad de la presa y el embalse. 

Casi 10 millones en mejoras

A los trabajos que hoy ha visitado el delegado se suman la renovación integral de elementos electromecánicos y eléctricos también en la presa del Negratín, con un presupuesto de licitación de 442.049 euros; el proyecto de tratamiento de impermeabilización de la margen izquierda del embalse de La Bolera, con una inversión prevista de 1.908.471€ (licitación) y el tratamiento de filtraciones en la margen derecha de esta misma presa, estimado en 399.848€, así como los casi 2,6 millones de euros (2.585.732€) licitados para los trabajos de impermeabilización de la margen izquierda del vaso del embalse de San Clemente, en Huéscar.

Deja una respuesta