El mercado semanal del sábado 13 de junio ampliará el número de puestos hasta la mitad de su capacidad habitual, tal y como se establece en la fase 3 de la “desescalada”. Para ello se va a volver a adoptar una serie de medidas de seguridad para evitar el riesgo de contagio de la enfermedad. 

De cara a este próximo fin de semana, se recuerda que en lo que respecta a los puestos instalados habrá un distanciamiento entre ellos de dos metros, así como entre puestos y clientes, mediante señalización pintada en la calzada. Las personas que accedan al mercado no podrán traspasar esas delimitaciones marcadas en la calzada, ni podrán tocar los productos de los puestos de venta.

Asimismo, estará señalizada la zona del aparcamiento y el mercado y los lugares por donde las personas deberán acceder, todo ello adaptado a la nueva capacidad de puestos. De esta forma, los asistentes deberán entrar por el lugar indicado a la zona y salir por la parte contraria, siempre circulando en un único sentido. Tanto Policía Local como Protección Civil regularán la entrada al mercado para que no exceda el aforo y velarán porque se cumplan las normas. 

Las personas que accedan al mercado deberán cumplir una serie de medidas de seguridad obligatorias tales como el uso de la mascarilla, andar en un solo sentido respetando la señalización instalada, no tocar los productos y cumplir con las medidas de distanciamiento interpersonal establecidas. También se sugiere que se permanezca en el entorno durante el tiempo estrictamente necesario para realizar la compra.

Deja una respuesta